Hay que afrontar con decisión los retos que la creciente longevidad implica en las pensiones

Cada vez habrá que destinar una mayor proporción de ahorro privado para la jubilación. Esta es una de las conclusiones de la jornada organizada ayer por Analistas Financieros Internacionales (Afi), en colaboración con el Instituto Aviva. El presidente de la consultora, Emilio Ontiveros, y el consejero delegado de la aseguradora, Ignacio Izquierdo, incidieron en esa idea durante la presentación del acto, destacando la necesidad de afrontar con decisión los retos que la creciente longevidad implica en el plano de las pensiones.

Entre los ponentes intervinientes, James Vaupel, director ejecutivo y fundador del Instituto Max Planck de Investigación Demográfica, precisó que las ganancias en esperanza de vida son lineales y no presentan signos de desaceleración en el ritmo de las últimas décadas. Por su parte, Clive Bolton, director de Retirement Solutions del grupo asegurador en Reino Unido e  Irlanda,  insistió en que, aunque se multiplica la oferta de productos para la jubilación, se echan en falta productos innovadores.

Nicholas Barr, profesor de Políticas Públicas de la London School of Economics, consideró que la naturaleza del problema de las pensiones radica en que somos muy tardíos en reaccionar e instrumentar las adaptaciones necesarias. La solución a las consecuencias de la creciente longevidad pasa, en su opinión, por reducciones de las pensiones mensuales, jubilaciones más tardías, mayores cotizaciones o ahorros y una mayor productividad, o una mezcla de todas ellas. Finalmente, Elisa Chuliá, profesora de la UNED, puso el acento en cómo la preocupación individual y social sobre la jubilación contrasta con una demanda incesante de apoyos públicos.

Fuente: BDS 24/09/2015

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *