Fundación Mapfre presenta el estudio ‘El mercado español de seguros 2010

Fundación Mapfre presenta el estudio ‘El mercado español de seguros 2010’

El auditorio del Instituto de Ciencias del Seguro de Fundación Mapfre, en el madrileño Paseo de Recoletos, acogió ayer la presentación del estudio 'El mercado español de Seguros en 2010', que analiza la situación del sector y sus principales magnitudes, así como las distintas variables que inciden en su evolución, y que incluye perspectivas sobre el sector y los principales ramos para el ejercicio 2011. La presentación del trabajo, que utiliza datos y estadísticas de las principales asociaciones sectoriales y organismos oficiales, así como un resumen de las últimas modificaciones legales, estuvo presidida por Filomeno Mira, presidente del Instituto.

En el desglose del informe, cuyas principales conclusiones ya fueron avanzadas el pasado mes (ver BDS de 4 de agosto), la directora del Centro de Estudios del Instituto de Ciencias del Seguro, Begoña González, señaló que, “a pesar del complicado entorno económico, el sector sigue mostrando un elevado superávit del nivel de solvencia (2,6 veces el mínimo exigido por el supervisor) y unos resultados muy favorables”. Así, señaló, el resultado de la cuenta no técnica alcanzó los 4.225 millones de euros (+12,2%). El ROE, es decir, la relación entre los resultados y los fondos propios, creció hasta el 15,7%, frente al 14,3% del año anterior. El volumen total de primas del sector ascendió en  2010 a 57.588 millones de euros (-3,8%). Recordó además que España, aunque se mantiene en el sexto puesto en la clasificación europea, ha descendido dos posiciones en el ránking mundial de los mercados aseguradores por primas.

Perspectivas para 2011

El estudio, que se publica también en inglés y está disponible en la web de la aseguradora, apunta que las perspectivas de crecimiento del sector asegurador español para 2011 "vuelven a estar condicionadas por la débil recuperación económica, los modestos rendimientos de las inversiones y la fuerte competencia del mercado". Se observan aspectos en Vida, que seguirán incidiendo positivamente, como son la reforma del sistema público de pensiones, normalización de la curva de tipos de interés, la elevada solvencia sectorial, la alta capacidad de innovación en su oferta, o la evolución demográfica de la población española.

"El seguro de Vida-Riesgo, pese a la contracción de la actividad crediticia, seguirá siendo una de las prioridades dentro de la política de distribución de las entidades aseguradoras. En los productos de ahorro-jubilación, las aseguradoras continuarán concentrando su oferta en soluciones rentables y con buen tratamiento fiscal como las Rentas Vitalicias", anticipa el informe, que apunta, asimismo, que las preferencias del inversor seguirán dirigiéndose también hacia productos de interés garantizado.

En cuanto a No Vida, Fundación Mapfre cree que las aseguradoras tendrán que seguir luchando contra la menor demanda de aseguramiento y la caída del consumo. Las perspectivas de crecimiento de este negocio "están sujetas a la fuerte competencia que impera en la mayoría de los ramos y que presiona las tarifas a la baja". No obstante, el estudio ve una serie de factores que podrían cambiar esta tendencia: "El lento deterioro de los márgenes técnicos de las compañías, el incremento de los requisitos de capital derivado de Solvencia II, y la supresión de las diferencias por sexo en la tarificación".

Internet, papel en el Seguro

En la presentación también intervino el director general de VERTI, José Luis Bernal, quien analizó el creciente papel de Internet en nuestro país, refrendado por ejemplo con la llegada de Amazon, aunque, admitió, a la venta de seguros por Internet en España aún le queda mucho recorrido. Destacó que aunque el 58% de los españoles son usuarios de Internet, la mayoría de las ventas por este canal corresponden a viajes; sólo un 0,3% del total de las ventas por este canal es de seguros. Eso no quiere decir, advirtió, que haya muchas consultas sobre seguros, lo que induce a pensar que la gente busca luego el trato personal.

Con todo, Bernal señaló que Internet lleva aparejado nuevos modelos de negocio, como los agregadores o comparadores de precio, y que exige adecuar las técnicas de la relación con los clientes e incrementar los esfuerzos para hacer más comprensibles los productos de la industria aseguradora. También aludió a que cada vez más los clientes utilizan métodos remotos de relación con las compañías, y puso como ejemplo el hecho de que en la suya, el 40%

de los clientes han realizado la compra de seguro íntegramente por Internet.

Fuente: BDS 16/09/2011

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *