Entrevista a Javier de Agustín Consejero Delegado de Axa en España

Entrevista a Javier de Agustín Consejero Delegado de Axa en España

Español nacido en Francia en 1952, ingeniero industrial y consejero delegado de AXA en España desde el 2003, Javier de Agustín conversa con CORDOBA en un receso del comité ejecutivo que AXA celebra en la sede de la Fundación Gala, con la que la días pasados firmó un acuerdo de colaboración.

–¿En qué consiste el acuerdo?

–Hemos formalizado un acuerdo que espero sea fructífero y de larga colaboración, en un acto en el que contamos con una conferencia de Antonio Gala, y en el que las dos fundaciones actúan en beneficio de los creadores. El esfuerzo de la Fundación Gala merece este importante apoyo económico nuestro a las becas que concede, pues la orientación de la Fundación AXA es muy clara de apoyo a la cultura y a la creación.

–Según Unespa, el sector asegurador crece en seguros de vida y retrocede en otros relacionados con la actividad económica. ¿Cómo les va a ustedes?

–Estamos tocando fondo en el periodo de decrecimiento que hemos tenido, consecuencia de decisiones que tomamos para garantizar la rentabilidad a medio y largo plazo. Tras 24 meses de disminución de la facturación estamos recuperando la senda de crecimiento rentable que nos permite abordar el futuro, no con optimismo, por la situación de crisis, pero sí con confianza. En AXA nos adelantamos, y hoy tenemos productos de calidad y eficiencia ajustada a las necesidades en precio y contenido sin abandonar el ser creativos e innovar. Nos reinventamos. Por ejemplo, somos la primera aseguradora en lanzar un producto de vida exclusivo para personas diabéticas.

–En Córdoba y Andalucía son la sexta aseguradora. ¿Qué expectativas de futuro tienen?

–Nuestra visita del comité ejecutivo no es solo apoyo a la Fundación Gala, sino muestra de nuestro compromiso con Córdoba y Andalucía. Somos el sexto actor, quizá porque somos menos importantes en seguros de vida, pero en ´no vida´ somos el segundo. Tenemos una gran confianza, este mercado tiene mucha capacidad. Con la crisis crece la conciencia de protegerse ante los riesgos y asumimos que cada cual es responsable de su futuro y del de sus hijos, y de la necesidad de cubrir su patrimonio frente a riesgos que en épocas de bonanza nos parecen imposibles. Y cuando se producen catástrofes naturales crece la sensibilidad hacia estas necesidades de protección.

–¿Un terremoto o una riada son la mayor pesadilla de una aseguradora?

–No, porque somos especialistas en gestión de riesgos. Además, España tiene uno de los mecanismos más eficaces que existe en los mercados modernos contra las grandes catástrofes, a través del Consorcio de Compensación de Seguros, como se está demostrando en Lorca.

–¿Qué me dice de la guerra de precios de las aseguradoras?

–La competencia es siempre sana y exige que los actores sean cada vez más competitivos de forma eficiente y a buenos precios. Pero las ofertas no deben desorientar al cliente. Las promesas se tienen que transformar en realidades, no crear confusión. No soy favorable a los descuentos a mitad de precio. Seamos serios, eso no existe, esconden un contenido a mitad de densidad o una futura prestación de menos calidad. Es importante que ayudemos a los clientes a valorar precio según un servicio, con transparencia.

–Esa famosa letra pequeña…

–Es cada vez más rara. Los contratos de seguros son cada vez más claros. AXA tiene el empeño de que nuestros contratos no generen sorpresas.

–En el lado contrario, el fraude a las aseguradoras.

–El fraude es una lacra especialmente grave en los seguros porque no es un engaño a una compañía, sino a los asegurados, pues la compañía mutualiza los riesgos, y eso hace que el fraude lo paguen todos los clientes que no abusan. Por eso tenemos la obligación de proteger las primas que gestionamos.

–Supongo que esta situación se habrá agravado.

–Los fraudes se producen con más frecuencia en época de crisis, y por eso reforzamos nuestros medios de detección.

–Volviendo a Córdoba… ¿en qué ramos esperan crecer?

–Queremos estar muy presentes en acompañamiento a empresas y a pymes. También queremos estar más presentes que nunca en el desarrollo de seguros de vida y preparación de la jubilación.

–La del automóvil parece la actividad más afianzada de su compañía.

–AXA es el segundo actor en seguro del automóvil. Como somos fruto de muchas fusiones de compañías centenarias, ofrecemos experiencia y capacidad de gestión. E innovamos, ahora con la fórmula autoflexible (en contenido y precio) en la que ya estamos siendo copiados, lo que es buena señal.

–Póngase en el papel del cliente. ¿Qué le pide a una aseguradora?

–Que cumpla los criterios de solvencia a corto y largo plazo. Que inspire confianza y que demuestre que la merece. La confianza es la palabra clave.

–Córdoba, con su débil economía, no parece una plaza ideal para los negocios. ¿Qué esperan ustedes?

–Tenemos aquí una red de agentes exclusivos y colaboración con corredores independientes que garantizan a la sociedad cordobesa, tanto particulares como empresas, acompañamiento y asesoramiento en la gestión del riesgo, durante la crisis y a la salida de la crisis.

–Una salida que usted la ve….

–Tenemos todos mucho trabajo por delante y debemos afrontar el futuro con la confianza en nuestras propias capacidades, que tendremos que afianzar y reinventar.

Fuente: M.Olmo, diariodecórdoba.com

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *