En vigor, la norma sobre el cálculo de la rentabilidad esperada en Vida Ahorro

Desde hoy, 14 de diciembre, está en vigor la Orden 2329/2014, de 12 de diciembre, del Ministerio de Economía y Competitividad por la que se regula el cálculo de la rentabilidad esperada de las operaciones de seguro de Vida. La orden entrar en vigor justo un año después de su publicación oficial, después de “plazo de tiempo suficiente”, tal y como se leía en el propio texto de la norma,  para que el sector pudiera efectuar las adaptaciones necesarias para el cumplimiento de la nueva obligación de información.

Esta orden ministerial establece, en primer lugar, la delimitación de las modalidades de seguro de Vida para las cuales será de aplicación la obligación de informar de la rentabilidad esperada de la operación, “considerando –se explica- todos los costes, en aquellas modalidades de seguro de Vida en las que el tomador no asuma el riesgo de la inversión”.

En segundo lugar, la norma desarrolla el método de cálculo de la rentabilidad esperada, “incluyendo como inputs a considerar las prestaciones, las contraprestaciones, las tablas de mortalidad y supervivencia y el periodo de cálculo”.

La obligación de informar sobre rentabilidad esperada se aplicará a aquellas modalidades de seguro de Vida en las que el tomador no asuma el riesgo de la inversión y haya que dotar provisión matemática con dos excepciones: contratos temporales que incluyan únicamente prestaciones en caso de fallecimiento o invalidez u otras garantías complementarias de riesgo; y rentas vitalicias y temporales sin contraseguro.

La incorporación al ordenamiento jurídico de la obligación de informar de la rentabilidad esperada en el sector asegurador tiene como objeto “garantizar una regulación más transparente y eficaz de los mercados de seguros, por un lado, y la protección de los ahorradores y tomadores de seguros, por otro, al facilitar a los inversores un elemento de comparación que pueda servirles como referencia a la hora de tomar sus decisiones de inversión entre las distintos productos disponibles en el mercado”.

Fuente: BDS 14/12/2015

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *