En 2030 más de seis millones de conductores serán mayores de 65 años

En 2030 más de seis millones de conductores serán mayores de 65 años

En su línea por fomentar la seguridad vial, el RACC presentó ayer el Informe ‘Envejecer en movimiento’, realizado a través de su Fundación y en colaboración con el Centro de Estudios Demográficos (CED) de la Universidad Autónoma de Barcelona, con el objetivo de analizar la movilidad de las personas mayores de 65 años, que va en aumento en paralelo con la esperanza de vida, para aportar elementos de análisis que faciliten directrices de intervención para hacer sostenible el sistema de movilidad y seguridad vial para este colectivo.

Según indica el informe, las personas mayores con permiso de conducir han aumentado en casi un millón entre 2001 y 2009 y, de acuerdo a los datos del censo de conductores de la DGT recogidos por el RACC, en 2010 hay 2,9 millones de conductores mayores de 65 años (2,4 hombres y 0,5 mujeres) y se estima que en el año 2030 habrá 6,1 millones de conductores (4,0 hombres y 2,1 mujeres).
 
La siniestralidad de los mayores como peatones sigue siendo uno de los principales motivos de preocupación ya que, como señala el estudio, el desplazamiento a pie es el más popular entre los mayores (el 75% de los mayores afirma desplazarse, a menudo, andando, frente al 16% que afirma no desplazarse andando nunca o casi nunca). Si bien desde el año 2000 el número de fallecidos y heridos graves por este motivo se ha reducido en un 35% (de los 1.394 de ese año a los 917 de 2009), lo que supone un descenso del 50% en carretera y del 30% en ciudad, los peatones mayores, a pesar de esa tendencia positiva, cuando sufren un accidente tienen mayores consecuencias en cuanto a lesiones y/o muerte.

El RACC destaca que en el periodo 2004-2009 la mitad de los peatones fallecidos en ciudad eran personas mayores, y en carretera el porcentaje fue cercano al 35%, aunque cada vez los mayores tienen menos accidentes por infracciones que han cometido ellos. Por ello, el RACC advierte que las campañas de seguridad vial deben centrarse en proteger al colectivo de mayores ya que ese descenso se ha "estancado" y la tasa de infracciones que desemboca en un accidente es alrededor de un 50% superior a la del conjunto de la población.
Por ello, el RACC ha realizado una serie de recomiendaciones a la Administración para que intente concienciar más a la sociedad sobre la realidad demográfica presente y futura del país, entre las que están la adecuación de las infraestructuras, la mejora de la accesibilidad y la prevención de la accidentalidad y que dé prioridad al mantenimiento de los pavimentos y su accesibilidad. También aconseja que desarrolle una señalización sencilla en carretera, que mejore el acceso al transporte público y haga una planificación urbanística más racional. Asimismo, ha realizado una serie de recomendaciones tanto para los fabricantes, como que incorporen tecnologías que palíen las consecuencias de los errores humanos y diseñe vehículos sencillos de usar; y al colectivo de mayores a los que aconseja que en ciudad siempre crucen por el paso de peatones y sin correr, y en zonas interurbanas, que caminen siempre por la zona más alejada de los coches, se pongan ropa clara para ser vistos y eviten hacer estos desplazamientos por la noche.
 
Fuente: BDS 23/09/2011

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *