El Supremo rechaza dos recursos de Bankia contra la anulación de la adquisición de sus acciones en su salida a Bolsa

La Sala Civil confirma que hubo error en el consentimiento por parte de los compradores debido a las graves inexactitudes del folleto de la oferta pública

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, constituida en Pleno, ha resuelto dos recursos de Bankia contra la anulación de la adquisición de sus acciones con ocasión de la Oferta Pública de Suscripción de acciones de 2011.

La Sala ha desestimado todos los motivos de los recursos, ha rechazado que la causa penal pendiente ante la Audiencia Nacional pueda paralizar las reclamaciones individuales en vía civil y ha confirmado que hubo error en el consentimiento por parte de los adquirentes debido a las graves inexactitudes del folleto de la oferta pública.

El alto tribunal abre así la vía para que las reclamaciones sobre la compra de acciones que se presenten de ahora en adelante tengan un resultado positivo. Actualmente, el porcentaje de sentencias contrarias a la entidad se sitúa en el 93%.

Bankia y su matriz BFA ya tienen cubierto gran parte del riesgo que implicará la decisión del Tribunal Supremo. El grupo decidió a finales del año pasado realizar una provisión extraordinaria de 1.060 millones para cubrir posibles costes de las demandas civiles relacionadas con la salida a Bolsa de 2011. Sumadas a las dotaciones hechas un año antes, el grupo tiene cubierto riesgos legales de hasta 1.840 millones por la Oferta Pública de Suscripción (OPS), según Expansión.

La incógnita de los inversores institucionales

Con su salida a bolsa, el banco captó 3.000 millones: alrededor de 1.800 millones procedentes de particulares y 1.200 millones de inversores institucionales, entre ellos algunas aseguradoras. La incógnita ahora está en saber que harán estos. Según fuentes jurídicas consultadas por Expansión, habría ya inversores institucionales con demandas preparadas contra Bankia.

Hace ahora un año, MAPFRE reconocía, en palabras de su presidente, Antonio Huertas, que no descartaba la posibilidad de reclamar por las pérdidas que sufrió al acudir a la OPV del banco (llegó a invertir 280 millones de euros). “Haremos lo que tenga que hacer para defender los intereses de la empresa”, indicaba el directivo. Consultados ahora por el diario salmón, fuentes de la aseguradora señalan que “estamos a la espera de conocer la sentencia y, como manifestamos en su momento, analizaremos y actuaremos en consecuencia para la mejor defensa de los intereses de la sociedad”.

En todo caso, desde El País se recuerda que la Audiencia Nacional ha mantenido hasta ahora que los institucionales tienen elementos adicionales para tomar decisiones distintas de los del folleto por lo que quedaban fuera de la demanda.

Fuente: BDS 28/01/2016

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *