El Seguro No Vida, innovador a pequeña escala

El Seguro No Vida, innovador a pequeña escala

Las aseguradoras de No Vida son innovadoras, aunque esta innovación se produce a pequeña escala. Ésta es una de las conclusiones de SWISS RE en ‘Innovación de productos en los mercados aseguradores no-vida: innovaciones a pequeña y gran escala’. Según Darren Pain,  economista de la reaseguradora y autor de este estudio Sigma, “el sector de los seguros suele tener la mala reputación de no ser innovador, pero por lo general las personas no son conscientes de la diversidad y el grado de riesgo que las aseguradoras asumen regularmente. Los nuevos tipos de riesgo, tales como el seguro cibernético y la cobertura para interrupción de la cadena de distribución, así como también las técnicas alternativas de transferencia del riesgo, son innovaciones importantes". Bien es cierto, remarca Pain, que se trata, en la mayor parte de las ocasiones, de innovaciones de tipo incremental o evolutivo, y se basan en conocimientos e infraestructuras existentes.

Pain explica que con el término innovación hay que entender “la introducción de un nuevo elemento que mejora el status quo", que genera valor. Así podemos hablar de innovación de productos (con el desarrollo de ideas que se conviertan en productos comercializables) y de innovación de procesos.

Igualmente, se puede hablar de “innovaciones incrementales”, que comprenden mejoras a pequeña escala y de “innovaciones transformacionales”, que pueden alterar radicalmente el producto o el panorama competitivo y por eso constituyen innovaciones a gran escala. En el caso del sector asegurador nos encontraríamos, según Pain, más con las primeras que con las segundas.

La clave: lograr una cartera de innovación equilibrada

En el estudio se pone de manifiesto cómo las aseguradoras están comenzando a reconocer que el éxito comercial requiere, por lo general, “un enfoque equilibrado en materia de innovación, que combine innovaciones tanto incrementales como más radicales a lo largo de toda la cadena de valor”. Por tanto, de cara al futuro, “la innovación de procesos y del marketing probablemente seguirá ocupando un lugar central; por ejemplo, el desarrollo de canales electrónicos de distribución y marketing cobrará, sin duda, importancia”. No obstante, independientemente de la madurez del mercado de seguros, “todavía queda margen para la innovación de productos, ya sea con objeto de hacer frente a los cambios en los riesgos existentes o en respuesta a riesgos emergentes completamente nuevos y, por lo general, complejos”.

El autor del informe explica que "en los mercados maduros como el del seguro, las empresas trasladan de forma natural la actividad innovadora desde el producto, al comienzo del ciclo de vida, a los procesos, en las fases posteriores. La difusión de las ideas existentes en nuevos mercados o regiones es muy importante como soporte para las primas. Sin embargo, una innovación más radical puede, en definitiva, resultar necesaria a fin de conducir el rendimiento hacia una nueva trayectoria de crecimiento más elevada".


 
Fuente: BDS 07/12/2011

 

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *