El seguro crea 2.800 empleos en dos años a pesar de la dura crisis

El seguro crea 2.800 empleos en dos años a pesar de la dura crisis

   
Cinco Dias
E. G. Ercoreca – Madrid – 22/03/2010

El patito feo de las finanzas saca pecho. Ante el glamour de la banca, el seguro tradicionalmente palidecía por su naturaleza abstrusa y algo gris. Pero las tornas cambian en momentos de dificultad económica como los actuales. Las principales aseguradoras han creado 2.801 empleos en España en los últimos dos años a pesar de la virulencia de la recesión económica. Paso a paso, con constancia. De éstos, 1.161 se constituyeron en 2008 y los 1.640 restantes en 2009.

El principal impulsor del empleo fue Adeslas, que ha incrementado su plantilla en 1.203 personas por la apertura de decenas de clínicas dentales y la puesta en marcha del Hospital de Alcira (Valencia). La tónica general en el sector ha sido que el número de trabajadores se mantenga estable o, incluso, que aumenten ligeramente. Llama la atención que un 97% de los contratos es indefinido, mientras los temporales apenas abarcan el 3% restante.

En un suspiro la tasa de paro nacional pasó del 8,3% al acabar 2007, al 18,8% del cierre de 2009. Es decir, el número de desempleados trepó de 1,93 millones a 4,33 millones. Bancos y cajas han puesto su granito de arena en este drama. Sólo en 2009 eliminaron 6.000 puestos de trabajo, según datos recabados por este periódico (ver CincoDías del 17 de febrero de 2009). En España hay 111 grupos aseguradores, frente a 352 entidades de crédito, que se distribuyen entre bancos (153), cajas de ahorros (46), cooperativas (81), financieras (70), el ICO y un emisor de dinero electrónico (EDE).

Las diferencias de comportamiento entre las dos hermanas financieras es patente. En primer término, la vinculación de las aseguradoras al sector inmobiliario, epicentro de las preocupaciones domésticas, no ha sido tan estrecha como la de bancos y cajas. La caída de actividad ha motivado que prácticamente todas las entidades de crédito ajusten su red comercial. En 2009, cerraron 1.577 sucursales, según el Banco de España.

A contracorriente

El sentido del seguro es otro. Las compañías aún incrementaron su facturación por primas un 7,6% en 2008 y otro 1,2% en 2009. La red de las firmas consultadas pasó de 6.929 a 7.811 locales propios, excluyendo los operadores de bancaseguros.

Y es que, como señalan en UGT, "el seguro es un sector anticíclico. Por eso ha aguantado bien el tipo. Además, tampoco ha habido muchas fusiones, que es otro de los elementos que puede motivar reducciones de plantilla". No obstante, las aseguradoras también recurren a mediadores para distribuir sus productos. Según parece, éstos también mantienen el empleo. "De momento la crisis no afecta demasiado a las plantillas de nuestros miembros, si bien hay firmas especializadas en ramos como el automóvil o la construcción donde el impacto es más notable", explica Martín Navaz, presidente de Adecose, organización que aglutina a las mayores corredurías del país como Aon, Willis y Marsh.

Las cifras
97% de los contratos del sector asegurador son indefinido. Los temporales apenas son el 3% restante.

1.203 personas ha incorporado Adeslas a su plantilla con la apertura de clínicas dentales y del Hospital de Alcira (Valencia).

59.884 millones de euros en primas facturó el seguro en 2009, un 1,2% más.

Menos comidas, pocos viajes y sueldo congelado
El descenso de la actividad económica ha obligado a las entidades a apretarse el cinturón y reducir al máximo posible el monto de sus facturas.

"Hemos adoptado varias medidas para reducir los gastos como la renegociación de contratos con proveedores, la limitación de comidas, teléfonos y viajes, la supresión de reuniones y eventos internos y el control del consumo eléctrico, así como de papel, impresos, mensajería y correos". Así describe, María José Esteban, directora de capital humano de Pelayo, la estrategia seguida para promover el ahorro en esta compañía.

Algunas entidades han optado, incluso, por congelar el salario de sus trabajadores. Es el caso de Aegon, Zurich y la propia Pelayo.

Las entidades mantienen o potencian las inversiones que fomentan su eficiencia operativa. "Uno de los ejes para lograr la optimización de costes son los avances tecnológicos y la automatización de procesos", indican desde Allianz.

De cara al ejercicio en curso, la mayor parte de los grupos no prevé grandes variaciones en el tamaño de sus plantillas. "Estimamos un leve incremento de personal por necesidades organizativas, de negocio y de especialización que se compensarán parcialmente con prejubilaciones amortizables", anotan desde Zurich.

No obstante, la reordenación del mapa de cajas sí podría alterar las dimensiones de algunas compañías. "Tenemos previsiones de creación de empleo positivas, pero la evolución de la plantilla de Aegon se verá afectada por los nuevos acuerdos de bancaseguros que la compañía alcance y el desarrollo de las joint ventures existentes", explican desde la aseguradora holandesa.

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *