El nuevo Baremo no cumple con las expectativas de las víctimas de #accidentes de #tráfico

Según Francisco Canes, presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA

“A grandes rasgos y pendiente de un análisis pormenorizado, podemos decir que este nuevo ‘Baremo’ ha levantado expectativas entre las víctimas que no se han visto mínimamente reflejadas”, afirma a esta Redacción Francisco Canes, presidente de DIA, la asociación estatal de víctimas de accidentes. “Quedan por ver las tablas concretas y las cantidades asignadas a los días y puntos de secuelas y demás factores correctores, pero, para adaptarse a la normativa europea, al nivel de vida en España y a la depreciación producida desde el primer ‘Baremo’, todas las cantidades básicas de indemnizaciones actuales deberían de multiplicarse entre por dos y por tres”, declara, poniendo como ejemplo el caso del fallecimiento de progenitores de niños pequeños.

Aunque diferentes miembros del grupo de trabajo que está elaborando el nuevo ‘Baremo’ han reconocido a esta Redacción que aún no han sido convocados “oficialmente”, confirman que la fecha que maneja la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) para una reunión en la que se entregará el texto es el 22 de mayo.

DIA, a través de su presidente, se queja de que el texto actual “no reconoce el principio de ‘personalización’ de las indemnizaciones, sino el contrario de ‘objetivación’” y de que tampoco tiene en cuenta “el principio de reparación ‘pormenorizada’ sino el de indemnización solo de lo ‘relevante’”, que excluye la reparación integral. “Las víctimas y sus familias necesitan que el importe final de las indemnizaciones pueda, aportando la documentación e informes pertinentes, personalizarse mediante una comparación entre la situación anterior al siniestro y la posterior y para eso es imprescindible el criterio del juez”, argumenta Canes.

Por ello, solicita que se permita a los jueces aumentar hasta un 30% las indemnizaciones regladas dependiendo del caso concreto. “Con un ‘Baremo’ tan poco flexible, el papel del juez puede terminar haciéndolo un sistema informático”, se queja.

De las palabras de Canes también se extrae la conclusión de que el argumento de las aseguradoras de que querían impulsar esta reforma para mejorar las indemnizaciones de los grandes lesionados no es cierto y que lo que subyace es el intento de borrar de un plumazo los latigazos cervicales.

“La excepcionalidad y requerimiento de prueba concluyente de los llamados traumatismos menores de columna vertebral, con criterios biomecánicos y otras exigencias que suponen no indemnizar un porcentaje importantísimo de las lesiones y secuelas que se producen en los accidentes, que es el verdadero objetivo de esta reforma que, se dice, va a beneficiar a los lesionados más graves, cuando, realmente a la vista de todo lo anterior, tampoco esto va a suceder”, afirma el presidente de DIA. De hecho, subraya que la regulación del Traumatismo Menor de Columna Vertebral “es evidentemente perjudicial para los lesionados que sufren esguinces cervicales, y se debería de eliminar la palabra ‘excepcional’ y haber una valoración de las posibles secuelas como existía hasta la fecha de 1 a 8 puntos y no de 1 a 5 puntos”.

El análisis completo del presidente de la Asociación DIA sobre el actual texto del ‘Baremo’ esta disponible en inese.es

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *