El futuro pasa en gran parte por cómo y dónde se interacciona con el cliente

Hace un año, el CECAS presentó el Plan Estratégico de la Mediación (PEM), una iniciativa que, a través de una serie de acciones llevadas a cabo por el mediador, pretende ayudar a este profesional a mejorar su eficiencia e incrementar su negocio. Ahora, el director del centro de estudios Jordi Parrilla, hace balance de su desarrollo: “Cuando se explica el PEM se entiende, no hay problema, pero su implantación es más una cuestión de cambio de mentalidad, cambio de priorizar criterios y objetivos, y eso cuesta mucho”.

En entrevista con Actualidad Aseguradora Mediación, Parrilla apunta que el Plan se desarrolló “para que todos mediadores, al margen de su tamaño, modelo y localización, lo puedan llevar a cabo”. “Si estamos hablando de inversión sí que hay que invertir, pero sobre todo en tiempo y dedicación. La implementación del PEM no tiene necesariamente costes asociados”, valora.

Reconoce que es claro que está cambiando el cliente,  y “es evidente que determinadas formas de actuación no garantizan la fidelidad”. “Eso obliga a tomar decisiones. También es cierto que determinados ramos en los que está el negocio de los mediadores, empiezan a ser compartidos con otros canales de distribución. Por lo tanto, el trato con el cliente requiere un cambio: una segmentación, saber qué cliente es rentable y cuál no y actuar en consecuencia”, indica.

En este sentido, detalla, “de las 15 iniciativas en el PEM, siete giran en torno al cliente”. “El futuro pasa en gran parte por cómo y dónde se interacciona con el cliente. Estamos hablando de que perviva un modelo de distribución que sigue siendo más barato que otras formas de distribución”, concluye.

Fuente: BDS 28/11/2014

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *