El 40% de los ciudadanos cree que las empresas deberían estar obligadas a realizar aportaciones a sus planes de pensiones

CASER presentó ayer las conclusiones de su Observatorio de Pensiones que, en esta ocasión, se ha centrado en analizar el papel de la previsión social empresarial, incorporando como novedad que se ha reenfocado a una perspectiva más amplia, que incluye no solo la opinión de los ciudadanos, como venía siendo habitual, sino también el de las empresas y el papel que deberían tener en el ahorro para la jubilación.

Así, el director del Observatorio, Manuel Álvarez, dio a conocer la primera parte del estudio, que profundiza en el papel de las empresas según los ciudadanos. De este modo, en base a 5.000 entrevistas, la principal conclusión que se extrae es que el 40,40% considera que debería ser obligatorio que las empresas aportaran algo al ahorro privado en pensiones de sus trabajadores, frente a un 28,40% que señala que debería ser voluntaria, pero más incentivada; un 22,10% que cree que la obligatoriedad debería estar en que informasen y ofreciesen alternativas; y un 9,10% lo ve bien como está, si bien la mayoría afirma que la demanda para crear planes de ahorro jubilación en su empresa es nula (un 38%) o prácticamente inexistente (33,70%), mientras que, desde la perspectiva de las empresas, sólo el 25% dice notar la demanda de los trabajadores.

Por su parte, las empresas mantienen que la gran mayoría (63,40%) cuenta con algún sistema de ahorro para la jubilación a favor de sus empleados y que además está al alcance de todos los trabajadores (72%), aunque algunas (28%) reconocen que este complemento sólo se ofrece a determinados empleados, siendo el rango jerárquico (68%) y la antigüedad (66%) los factores determinantes para poder acceder a estos planes. En cuanto a los motivos que llevaron a implementar este sistema, se apunta a la demanda existente por parte de los trabajadores (65%) o como premio a los empleados (47%). En cualquier caso, el 58% de las compañías encuestadas prevé mantener dichos sistemas en el futuro. Esta parte del estudio se ha realizado en base a las encuestas realizadas a los responsables de recursos humanos de 350 empresas de más de 50 empleados.

Motivaciones y sacrificios

Preguntados por los sacrificios que estarían dispuestos a realizar para crear un sistema de ahorro por parte de la empresa, la opción más valorada tanto por los ciudadanos como por los responsables de recursos humanos de las empresas sería la de incrementar en media hora diaria la jornada (4,95, en un baremo del 1 al 10). La renuncia a parte de los incrementos de sueldo (4,05), la reducción de la retribución (3,65), trabajar los sábados por la mañana (3,14) y la reducción de las vacaciones (3,05) son las valoraciones enunciadas a continuación por los ciudadanos, frente a las de las empresas que mencionan antes el trabajar sábados por la mañana (2,32), reducir vacaciones (2,49), bajar retribución (2,54) o reducir subidas futuras (2,87).

Entre las ventajas que los ciudadanos piensan que la implantación de este tipo de planes de ahorro reportaría a las compañías, la más valorada (de 1 a 10) es la posibilidad de contratar a otro tipo de perfiles profesionales que valoran más estos beneficios (6,08) -curiosamente, lo menos valorado según el criterio de las empresas, que lo puntúan con un 6,18-, seguido del aumento de la fidelidad de la plantilla (5,99), aspecto que las empresas también mencionan como el segundo más valorado con un 6,60. Por encima de este, las empresas indican que la motivación (6,63) sería el mayor efecto que la implantación de estos planes tendría entre los trabajadores.

Otros aspectos del estudio

El estudio anual analiza, asimismo, el comportamiento de los españoles respecto al ahorro para su jubilación, su opinión sobre la Seguridad Social y las distintas reformas acometidas del Sistema Público de Pensiones (SPP), además de ofrecer una radiografía del ahorro por Comunidades Autónomas.

En líneas generales, las principales conclusiones en estos aspectos apuntan que gran parte de los ciudadanos (61%) desconocen las últimas medidas implementadas por el Gobierno en materia de pensiones y ahorro y se define de poco atractivo (85%) el sistema fiscal español para que las empresas realicen aportaciones para la jubilación de sus trabajadores. El estudio llama la atención sobre el hecho de que, aunque el 71% de los españoles dice no estar preparando su jubilación debido principalmente a su imposibilidad para ahorrar, de cara a futuro una parte muy importante de ellos (el 72%) asiente que le gustaría hacerlo, aunque casi la mitad (43%) no cree que pueda ser viable.

Por Comunidades Autónomas, País Vasco, Asturias y La Rioja son en las que más familias ahorran para la jubilación, frente a Galicia (23,20%), Navarra (24,30%) y Aragón (24,60%), donde el porcentaje de familias que ahorran es menor. Destaca el caso de Navarra como la comunidad con mayor desconocimiento sobre las medidas del Gobierno en materia de pensiones.

Fuente: BDS 27/11/2014

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *