Cuatro de cada diez canarios tienen un seguro de vida

Cuatro de cada diez canarios tienen un seguro de vida
 

11.1.10 Laprovincia.es
RUBÉN REJA
Cuatro de cada diez canarios miran por su futuro y tienen suscrito un seguro de vida, que en la mayoría de los casos está adscrito al pago hipotecario. De hecho, la banca aprovecha para vender no sólo seguros de vida, sino planes de pensiones o tarjetas de crédito, "bajo la excusa de que si no los contratas, el tipo de interés será más alto", según explica Alfredo Montes García, gerente de Mapfre en la provincia de Las Palmas.

No obstante, el porcentaje de población con esta modalidad suscrita es algo menor que en el resto del Estado, donde el 50% de los residentes cuenta con un seguro de vida, según Francisco Betes de Toro, administrador del portal especializado en seguros de vida . "El seguro de vida en España está muy extendido y ha tenido un fuerte desarrollo en los últimos años a través de la incorporación de estos seguros a las hipotecas bancarias", asegura Betes.

En la actualidad hay más de 27 millones de pólizas de seguro de vida en España, con lo que más de la mitad de los españoles tiene una cobertura en seguro de vida ya sea como asegurado, como tomador o como beneficiario. En este contexto, la inclusión de los seguros en las hipotecas "tiene mucho sentido, ya que en caso de fallecimiento o invalidez de la persona que aporta a la familia sus ingresos básicos, la situación sería especialmente difícil puesto que no podrían hacer frente a los pagos pendientes de hipoteca y deberían dejar el domicilio familiar", sostiene el responsable de www.puntoseguro.com.

Respecto al perfil de edades está sobre los 40 años de media y los capitales oscilan entre 10.000 y 200.000 euros. Las primas, por su parte, suelen variar entre los 250 euros y 300 euros anuales. Además, el reconocimiento médico es obligatorio para el asegurado normalmente a partir de los 120.000 euros. Para seguros de hasta esta cuantía basta con una declaración de salud. En este sentido, desde Mapfre recuerdan que "el clásico seguro de vida es a fondo perdido y sin rescate, similar al seguro del coche".

Así, también existen los que cubren el fallecimiento o invalidez, los que garantizan un capital para el día de mañana (seguros de ahorro o jubilación) y los seguros mixtos, que son una combinación de los dos anteriores.

El seguro de vida riesgo se cobra en el momento en que fallece o queda inválido el titular del seguro. Los seguros de vida ahorro se pueden ceder o incluso dar en garantía para bancos porque el componente de ahorro se trata como inversión.

De esta forma, las compañías aseguradoras garantizan la rentabilidad de la cobertura en el momento en el que el usuario tenga que disponer del fondo acumulado.

 

 

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *