Crecen los intentos de estafa a aseguradoras con falsos robos de coches

Crecen los intentos de estafa a aseguradoras con falsos robos de coches

La crisis económica ha provocado un ascenso en los intentos de estafa a las aseguradoras por parte de clientes que, tras adquirir vehículos de alta gama, simulan un robo para así cobrar el seguro, según informaron a Europa Press fuentes policiales. Además de recuperar todo el dinero invertido en la compra de auto, los estafadores venden el coche a terceros a precios que oscilan entre los 12.000 o los 15.000 euros para coches que pueden costar 50.000 euros en el mercado.

Los casos registrados en los últimos meses, precisan estas fuentes, no necesariamente los comenten bandas expertas en el tráfico ilícito de vehículos, sino que también se han detectado intentos de estafa por parte de nacionales sin historial delictivo que ven en este tipo de estafa, aparentemente sencillo, una salida a su situación económica.

El proceso se inicia con la adquisición por los medios habituales de un vehículo de alta gama o de media alta para posteriormente asegurarlo a todo riesgo. El delito comienza al contactar con una tercera persona a la que se paga un porcentaje del dinero que se espera estafar -habitualmente entre 2.000 y 3.000 euros- para que saque el coche de España al objeto de matricularlo en otro país donde haya contactado con un comprador. Los destinos suelen ser países del Este, donde los controles son más fáciles de sortear y donde se ponen menos trabas a la matriculación de coches llegados desde el extranjero.

Europa Press recuerda, en este sentido, el reciente caso, el pasado mes de mayo, en el que el Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos (TIV) de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (UDYCO) Central de la Comisaría General de Policía Judicial desarrolló la operación 'Zoco' en la que fue desarticulada una organización criminal integrada por ciudadanos marroquíes y españoles que alquilaban automóviles en compañías de alquiler y una vez sacados de España eran denunciados por las personas que hacían el contrato.

 

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *