Crece el nivel de aceptación de la Renta Vitalicia Inmobiliaria y la Hipoteca Inversa


Crece el nivel de aceptación de la Renta Vitalicia Inmobiliaria y la Hipoteca Inversa

El nivel de aceptación de la Renta Vitalicia Inmobiliaria y la Hipoteca Inversa ha aumentado un 8,2% de septiembre de 2010 hasta agosto de 2011, según las conclusiones del segundo estudio realizado por Grupo Retiro, empresa dedicada a la tramitación de productos como la Renta Vitalicia Inmobiliaria y la Hipoteca Inversa, tras analizar los datos obtenidos de este colectivo residente en Madrid.

De acuerdo con el informe, un 70,85% muestra un nivel de aceptación alto o muy alto; el 24,95% califica su aceptación de normal, ya que cree que sólo deben ser contratados si hay que cubrir alguna necesidad específica; y un 4,20% manifiesta una aceptación baja, porque piensa que sus necesidades deberían ser afrontadas por el Estado.

Los factores clave de este incremento se deben principalmente a los recortes que ya se están produciendo y que se prevén puedan aumentar en el futuro, principalmente, en sanidad y política social, y que hacen que las personas mayores (un incremento cercano al 10%) se vean obligadas a buscar ingresos extra a sus pensiones, bien para: incrementar su nivel de ingresos y cubrir sus necesidades básicas (46%); poder pagar las cuotas de una residencia (31%); ayudar a sus hijos 17%); o los que quieren mejorar su calidad de vida, aunque su situación económica sea buena (6%). También se ha notado un incremento de personas mayores cuyo principal objetivo era vender su vivienda y dada la imposibilidad de venta en la situación de crisis actual, han recurrido a productos que puedan rentabilizar su vivienda, tales como la Renta Vitalicia Inmobiliaria y la Hipoteca Inversa.

Por perfiles, en el caso de las Hipotecas Inversas, el perfil tipo sería el de un matrimonio casado (de entre 70-75 años) en régimen de gananciales con hijos, con un nivel de ingresos en torno a los 900 euros y una vivienda cercana a los 300.000 euros. Por el contrario, el solicitante tipo de una Renta Vitalicia Inmobiliaria suele ser el de una mujer viuda sin hijos de edad entre 75 a 80 años y con un nivel de ingresos medio de unos 600 euros, y cuya vivienda habitual, libre de cargas, tiene un valor medio de entre 300.000-400.000 euros.

Cabe recordar que el anterior estudio realizado sobre el nivel de aceptación de los productos de licuación del patrimonio inmobiliario de las personas mayores fue premiado por el Ayuntamiento de Madrid y Caja Madrid dentro de las Jornadas 'Los mayores y la economía actual'.

Fuente: BDS 17/10/11

 

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *