Crece el convencimiento de que la última reforma de las pensiones no será suficiente

El 1 de enero de 2013 entrará en vigor la última reforma sobre las pensiones que elaboró el anterior Ejecutivo. Una reforma que algunos consideran insuficiente para acabar con el problema que acucia el sistema español, todavía antes de su puesta en funcionamiento y que conllevará el retraso en la edad de jubilación y el aumento del cómputo para el cálculo de las pensiones, entre otros aspectos.

Fue esta una de las reflexiones que dejó el seminario’25 años de la Ley de Planes y Fondos de Pensiones’, organizado ayer en Madrid por Fundación Inverco. El acto tuvo dos mesas redondas; la primera se refirió a las experiencias nacionales, mientras que en la segunda se dio voz a aspectos que se están elaborando desde la Comisión Europea o la OCDE. El acto contó con la participación del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y del secretario de Estado de Seguridad Social, y Tomás Burgos.

De sistema de reparto a uno mixto

La opinión sobre la insuficiencia de la reforma que entrará en vigor para solventar los problemas la mantuvo, en primer lugar, el presidente de Honor del Círculo de Empresarios, Claudio Boada. Indicó que “el sistema no se ha reformado. Se han cambiado parámetros, no el sistema. Por lo tanto, el problema continúa”. Añadió que el sistema actual garantiza la pensión, pero no la cuantía y, por lo tanto, habrá menos dinero para los que vienen detrás. Definió las reformas como “una patada hacia delante” y propuso la migración de un sistema de reparto hacia uno mixto con tres partes: la primera seguirá siendo el actual reparto, una segunda de capitalización obligatoria y una tercera de capitalización voluntaria. Remarcó que tiene que ser, este nuevo sistema, “simple, consensuado, dejando espacio a la libertad de cada uno, justo intergeneracionalmente hablando, financiable y sostenible”. Finalizó su exposición recalcando la importancia de que el Estado deje de ser ‘paternalista’ para sustituirlo por el esfuerzo y la responsabilidad individual.

El profesor de Economía de la Universidad Complutense de Madrid, José Antonio Herce, suscribió la ponencia de Boada en todos sus puntos, y señaló que “las perspectivas de las pensiones después de la reforma es que vamos a estar igual que estábamos”. Indicó, además, que “la reforma de 2011 solo logra reducir en un tercio la insuficiencia financiera del sistema en el largo plazo”, concluyendo que “este problema solo se resuelve con un mayor esfuerzo individual durante el ciclo activo, un ciclo más largo y la rebaja de las expectativas durante el ciclo pasivo”.

Análisis y desarrollo de la PSC

En el seminario participó también la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez-Ponga, quien se refirió a las reformas que están llevando en esta materia. Indicó, en primer lugar, que su departamento preparar un informe sobre la Previsión Social Complementaria y las vías para mejorarla, que deberá tener preparado antes del verano. En el mismo se tendrá que hacer un diagnóstico y, en su caso, elaborar propuestas sobre cómo desarrollarla en nuestro país. Asimismo, se encuentran trabajando en el Reglamento de los Planes de Pensiones, con el objetivo de dar más información al partícipe, detallar aspectos de su comercialización y distintos procesos administrativos.

En el segundo panel, sobre cuestiones internacionales, participaron Juan Yermo, director de Pensiones Privadas en la División de Asuntos Financieros de la OCDE, y Jung-Duk Lichtenberger, miembro de la Comisión Europea y de la Dirección General de Mercado Interior y Servicios Financieros. El primero indicó que los retos en la Previsión Social Complementaria son: extender la cobertura, mejorar la gestión del riesgo y hacer productos más atractivos. Por su parte, Lichtenberger habló, entre otras cuestiones, del trabajo que se está realizando para ajustar los planes de pensiones entre distintos países, de manera que el partícipe no tenga ningún problema.

Unos 100.000 parados recuperarán su plan de pensiones este año

El presidente de la Inverco, Mariano Rabadán, estimó que alrededor de unos 100.000 desempleados podrían recuperar su plan de pensiones en 2012, el 22% más que hace un año, por un importe de unos 500 millones de euros. Según los datos de la asociación, en 2011, de los 82.000 beneficiarios que recuperaron su plan, el 90% fueron desempleados, mientras que el 10 % restante eran enfermos de gravedad. El año pasado, el importe recuperado fue de 350 millones de euros, y un año antes, en 2010, esta cifra fue de 300 millones de euros, en tanto que los beneficiarios alcanzaron los 72.000. La recuperación de los planes de pensiones “ha crecido de forma exponencial”, según Rabadán, que ha recordado que en 2007 esta cifra solo suponía 50 millones de euros.

Durante la jornada, Rabadán se ha mostrado a favor de que para incentivar la iniciativa privada en los planes de pensiones se recuperen las deducciones de los incentivos fiscales o se flexibilicen los límites de las aportaciones.

Fuente: BDS 27/11/2012

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *