Comunicar el apetito de riesgo es un reto para las aseguradoras


Comunicar el apetito de riesgo es un reto para las aseguradoras

Un reciente estudio de Towers Watson sobre el QIS 5 de Solvencia II revela que un tercio de las aseguradoras cree que sus inversores todavía no comprenden su propio apetito de riesgo. Esta conclusión, según la consultora, hace hincapié en la necesidad de un mayor enfoque en un mejor conocimiento de los riesgos a los que se enfrentan las aseguradoras y en que una mayor trasparencia sobre los mismos mejoraría la posición en el sector.

“El apetito de riesgo parece seguir siendo un aspecto poco desarrollado en la respuesta de muchas aseguradoras, no sólo para las demandas externas de las agencias de calificación y los reguladores, sino también para lograr una base sólida para la toma de decisiones estratégicas. Un apetito de riesgo claramente articulado es esencial para que las compañías consigan una calificación más alta y atraigan a los inversores, lo que les convierte en una fuente potencial de ventaja competitiva real”, explica Felipe Gómez, director de Towers Watson.

El estudio también revela que la mayoría de compañías (85%) están respondiendo a Solvencia II con planes para hacer uso de sus propios modelos internos con fines regulatorios. Casi la mitad de las encuestas consideraban que el principal beneficio de un modelo interno es comercial, si bien se matiza que los principales retos de un modelo interno son los recursos (28%), seguidos por los problemas con los datos (22%).

Para realizar este trabajo, la consultora entrevistó en febrero pasado a 120 representantes de una serie de compañías aseguradoras que operan en Reino Unido, incluyendo las áreas de Vida y No Vida, sobre algunas cuestiones de Solvencia II y QIS5. Otras conclusiones que del mismo destaca Towers Watson son que la mayoría de las aseguradoras identifican el margen de riesgo como el aspecto más dificultoso del balance de Solvencia II (67%), seguido por la determinación del 'best estimate' (13%). Además, casi la mitad de los participantes (47%) saben que sus compañías ya han comenzado un proyecto de implementación para las próximas normas de IFRS sobre contratos de seguros e instrumentos financieros. De los que contestaron afirmativamente, el 55% están activamente vinculados con sus proyectos de Solvencia II e implementación de las IFRS.

Además, con relación a la asignación de capital para las líneas de negocio, el 39% de las aseguradoras encuestadas confirmó que lo hacen en base a su apetito/tolerancia al riesgo, mientras que el 56% reveló que sus limitaciones operacionales eran provocadas por el apetito de riesgo.
 
Fuente: Boletín Diario de Seguros

 

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *