Cinco cambios que la telemática introducirá gracias al coche conectado

El universo del ‘Big Data’ lo invade todo y el internet de las cosas, que vive su primer gran desarrollo con los coches conectados, hará que en solo 5 años circulen más de 150 millones de coches inteligentes en el mundo, en un mercado global que alcanzará los 40.000 millones de euros en 3 años. Los expertos coinciden en que “la telemática representa una disrupción en el mercado”.
Están de acuerdo también en que el futuro abre posibilidades inéditas para las que el mercado debe prepararse, según desvelan responsables de aseguradoras que se han reunido en una mesa redonda para analizar el futuro de la telemática, organizada por Octo Telematics y Actualidad Aseguradora y cuyo resumen amplio se publica en el número de la revista con fecha de portada 8 de junio.

Los participantes identifican cinco principales cambios que la telemática introducirá en nuestras vidas: permitirá salvar 1.500 vidas al año en la UE, gracias al sistema eCall; la telemática es imparable, porque es predictiva y en 15 años todos los coches serán vehículos conectados, incluyendo los vehículos sin conductor; hará que en 10 años cambien los hábitos de conducción, la siniestralidad y la seguridad vial; gracias a la telemática la prima se ajusta al uso real del coche o la moto, permitiendo descuentos a los buenos conductores; y finalmente, da poder al cliente, que se sitúa así en el centro del negocio

No obstante, apuntan algunas barreras de entrada que todavía tiene que superar la tecnología telemática para desarrollarse masivamente en España, como por ejemplo que se trata todavía de un mercado de nicho, poco desarrollado desde un punto de vista institucional, o el llamada efecto ‘Gran Hermano’, es decir, la incertidumbre que genera en los clientes si los datos se van a compartir o cómo se van a usar.

En todo caso, los responsables de las aseguradoras auguran un futuro prometedor. Se esperan impuestos de circulación variables, un ecosistema más seguro y menos contaminante, una regulación sobre el uso de los cascos históricos de las ciudades basada en datos en tiempo real, un seguro que libere al cliente de pagar cuando no utiliza el coche o moto (vacaciones, días en garaje, etc) y otras muchas novedades que, sin duda, revolucionarán la industria aseguradora del siglo XXI.

Fuente: BDS 10/06/2015

 

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *