Tranquilidad para la comunidad de vecinos

La contratación de un seguro por parte de una comunidad de vecinos evita problemas, ahorra costes y permite a todos los propietarios estar más tranquilos ante cualquier imprevisto.

El seguro de comunidad de propietarios es uno de los motivos de discusión más frecuentes en toda junta vecinal. La preferencia de algunos vecinos por la opción más económica frente a otros propietarios que se guían más por la cantidad y calidad de coberturas que incluye el seguro contratado es el principal motivo de discrepancia a la hora de contratar un seguro de comunidad.

Y dar con el seguro adecuado no es una tarea sencilla. Ante la gran oferta que existe en este ámbito y la proliferación de ofertas de bajo precio, son muchos los que se decantan en un primer momento por la opción más económica sin tener en cuenta que a medio y largo plazo el coste que va a conllevar contratar una póliza de estas características puede llegar a ser muy caro.

Por ello, uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de comunidad es el de las coberturas. En este punto, el seguro debería cubrir, entre otras partidas, los daños causados por actos vandálicos de personas ajenas al edificio, los daños causados por fenómenos meteorológicos, los daños eléctricos o los daños causados por aguas (de zonas comunes), así como los casos de robos y hurtos en zonas comunes.

El seguro de comunidades de propietarios es obligatorio en España y este debe estar presente y en vigor en todos los edificios. Según datos de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), en España las compañías de seguros dedican cada año alrededor de 375 millones de euros a sufragar gastos por problemas originados en comunidades de propietarios.

Estas cifras ponen de manifiesto la tranquilidad que da tener un seguro de confianza en nuestra comunidad y cuyos profesionales se encarguen a la perfección de gestionar cada incidencia e incluso de ayudarnos a encontrar la mejor cobertura posible. En este sentido, contar con un agente mediador es una figura muy importante, ya que son los que mejor conocen las coberturas de las compañías de seguros y quienes, incluso, están capacitados para hacer mejores proposiciones económicas.

En la actualidad, además, existe la ventaja de poder contratar online este tipo de seguros para comunidades de propietarios, lo que aporta ventajas en cuanto a la comodidad de poder hacerlo sin necesidad de moverse y acceder a toda la información del seguro y sus coberturas de forma online, clara y transparente. De hecho, existen portales que cuentan con calculadoras de seguros de propietarios con los que es posible comprar diferentes precios y coberturas en un solo click y visualizando en pocos segundos las opciones más interesantes.

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Contenido extra. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.