Recuerdo de pequeña, salir del cole y pasar por delante de la heladería suplicando “¡un helado, por favor, mama!” y la...