Seguros de vida: cuando los beneficiarios son menores de edad

beneficiarios de un seguro de vida

Es habitual que las personas designen a sus hijos como beneficiarios de un seguro de vida, bien de manera explícita, bien como herederos legales.   Pero ¿qué pasa, a la hora de cobrar el seguro de vida, cuando los beneficiarios son menores de edad? ¿Puede cobrar el menor el dinero del seguro?

Cuando los beneficiarios son menores de edad

Según la ley un menor no puede cobrar la indemnización de un seguro de vida del que es beneficiario. En su lugar, el dinero lo cobra la persona que quede como tutor legal de ese menor. En principio, esto no debería plantear ningún problema. Al fin y al cabo, todo el mundo espera y confía en que la persona que se queda al cargo del menor buscará lo mejor para el menor y utilizará ese dinero para el beneficio de ese menor. 

Pero no siempre es así y, lamentablemente, en algunas tristes ocasiones la realidad es bien distinta. Porque no todas las personas que se quedan al cargo de un menor -por ejemplo, cuando sus padres fallecen o quedan inválidos hasta el punto de no poder ocuparse de sus hijos- gestionan adecuadamente el dinero de ese niño, tanto el que recibe de las pólizas de vida como de otras indemnizaciones. 

Dejar todos los cabos bien atados

A nadie le gusta pensar en que un día puede faltar y dejar a sus hijos húerfanos de uno de sus padres, mucho menos de los dos. Pero cuanto más atado esté todo, mejor. Dejar a tus hijos menores como beneficiarios del seguro de vida es lo obvio. De lo que se trata aquí es de dejar especificaciones sobre quién será el tutor legal de los menores en caso de fallecimiento de ambos padres.

Además, también pueden dejar instrucciones en el testamento sobre la administración de los bienes del menor, incluido quién será el administración de los bienes (que no tiene por qué coincidir con el tutor) y de qué modo se administrarán esos bienes (por ejemplo, para que el menor no pueda disponer de todo nada más cumplir los 18 años). 

De este modo, no solo te aseguras de dejar a tu hijo en manos de alguien en quien confías, sino que evitas ‘guerras’ por la tutela de tus hijos (y por lo que llevan ‘debajo del brazo’).

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Seguros de vida. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.