¿Se puede contratar un seguro en caso de problemas de salud mental?

seguro salud mental

Las enfermedades de salud mental pueden ser muy variadas y tener implicaciones muy distintas. La pregunta que nos planteamos en este artículo es si se puede contratar un seguro en caso de enfermedades, trastornos o problemas de salud mental.

Seguro y salud mental

Lo primero que hay que tener presente es que la ley prohíbe explícitamente la denegación de acceso a la contratación de un seguro por condiciones de salud. 

Concretamente, la disposición adicional quinta sobre no discriminación por razón de VIH/SIDA u otras condiciones de salud de la Ley 50/1980, de 8 de octubre,  de Contrato de Seguro establece que:

No se podrá discriminar a las personas que tengan VIH/SIDA u otras condiciones de salud. En particular, se prohíbe la denegación de acceso a la contratación, el establecimiento de procedimientos de contratación diferentes de los habitualmente utilizados por el asegurador o la imposición de condiciones más onerosas, por razón de tener VIH/SIDA u otras condiciones de salud, salvo que se encuentren fundadas en causas justificadas, proporcionadas y razonables, que se hallen documentadas previa y objetivamente.

¿Esto que significa? Significa que, en función de la gravedad de tu estado de salud, la prima se puede poner por las nubes, o más allá. Y que se pueden quedar fuera determinadas coberturas. Al fin y al cabo, las enfermedades preexistentes no suelen estar cubiertas por los seguros.

Ansiedad, depresión, trastorno bipolar o esquizofrenia en los seguros

Muchas personas temen que les denieguen el seguro si declaran un problema diagnosticado de ansiedad, depresión, trastorno bipolar o esquizofrenia.

Pero el problema no es que lo denieguen, ni siquiera que te pidan una prima desorbitada: el problema real es que, si no declaras una enfermedad preexistente, el seguro no te va a cubrir en caso de siniestro.

En el caso de los seguros de vida, el historial de indemnizaciones denegadas por haber ocultado una enfermedad mental preexistente es realmente extenso.

Por lo tanto, es mucho más recomendable informar de cualquier problema de salud mental diagnosticado que callarse a ver si cuela. Otra cosa es que el seguro no te ofrezca determinadas coberturas a través de las exclusiones de la póliza.

Es muy importante que no firmes un seguro de vida si tienes una enfermedad grave sin que leas muy bien los términos del contrato que te dan a firmar. Recuerda: siempre tienes que leer muy bien las pólizas de seguro, pero más aún si es con un banco.

Más información

En los siguientes artículos encontrarás más información relacionada con este tema:

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Seguros de vida. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.