¿Cuáles son los elementos fundamentales que conforman un seguro?

Eva María Rodríguez |

En el mundo de los seguros, a menudo nos encontramos con términos y conceptos que pueden resultar confusos o difíciles de comprender. Esto se debe a que los seguros abarcan una amplia variedad de situaciones y riesgos, lo que lleva a la creación de términos específicos para describirlos. Entender la terminología del mundo de los seguros es fundamental para tomar decisiones y asegurarse de que se cuenta con la cobertura adecuada en función de nuestras necesidades. Por eso, en este artículo vamos a ver cuáles son los elementos fundamentales que conforman cualquier contrato de seguro.

⇒Lee esto también: ¿Sabes cuántos tipos de seguros existen?

Elementos fundamentales de un seguro

Los elementos fundamentales de cualquier seguro son dos: la solicitud de seguro y la póliza de seguro.

Te explicamos estos conceptos a continuación.

 Solicitud de seguro

La solicitud de seguro es un formulario inicial que el interesado en obtener una póliza debe completar. Para ellos, debe proporcionar la información que solicite la aseguradora sobre el objeto a asegurar y sus datos personales.

La compañía de seguros utiliza esta información para evaluar el riesgo, decidir si ofrecerá cobertura y calcular la prima correspondiente. La solicitud permite a la aseguradora realizar una adecuada evaluación del riesgo y ofrecer condiciones acorde al perfil del solicitante.

Cabe destacar que la solicitud de seguro no es vinculante. Esto significa que ni el interesado ni la aseguradora están obligados a continuar con la contratación del seguro tras la presentación de la solicitud.

⇒Lee esto también: Qué es el principio de solidaridad humana en los seguros

 Póliza de seguro

La póliza de seguro es un contrato escrito entre el tomador o asegurado y la compañía de seguros. Este contrato establece los derechos y obligaciones de ambas partes en cuanto a las coberturas.

Este documento contiene condiciones generales, aplicables a todas las pólizas de la misma modalidad, así como las condiciones particulares, que personalizan el contrato según las características específicas del riesgo y del asegurado.

La póliza está sujeta a regulaciones legales que garantizan claridad, precisión y protección para el asegurado. Estas regulaciones también establecen requisitos para cláusulas limitativas o restrictivas, que deben ser específicamente indicadas y aceptadas por ambas partes. El equilibrio entre condiciones generales y particulares es fundamental para asegurar un contrato justo y equitativo, protegiendo los derechos de los asegurados y garantizando que las aseguradoras actúen de manera responsable.

⇒Lee esto también: Las cláusulas abusivas en los contratos de seguro

Elementos materiales del seguro

Los elementos materiales del seguro son el riesgo, la prima y el interés asegurado.

Vemos cada uno de ellos con más detalle a continuación.

 Riesgo

El riesgo es la incertidumbre sobre la ocurrencia de un evento futuro que puede causar pérdida o daño.

En el contexto del seguro, el riesgo se refiere a la probabilidad de que ocurra un siniestro y a la magnitud de las pérdidas o daños que pueda generar.

Los riesgos asegurables deben ser inciertos, posibles, lícitos y de naturaleza aleatoria. Además, la ocurrencia del riesgo no debe depender únicamente de la voluntad del asegurado.

⇒Lee esto también: ¿Qué entienden las aseguradoras por riesgo?

 Prima

La prima es el importe que el tomador del seguro paga a la compañía aseguradora a cambio de la cobertura del riesgo. Se determina en función de la probabilidad de ocurrencia del riesgo y la magnitud del daño que podría causar, así como de otros factores relacionados con el perfil del asegurado.

Es interesante saber que la prima se puede pagar de forma periódica (mensual, trimestral, semestral o anual) o en un único pago, dependiendo de lo acordado en la póliza de seguro.

⇒Lee esto también: ¿Cómo se fijan las primas del seguro?

Interés asegurado

El interés asegurado es el interés económico que tiene el tomador del seguro en evitar la ocurrencia del siniestro y en reducir sus consecuencias económicas. Este interés puede ser directo, como en el caso de la propiedad de un bien (por ejemplo, un automóvil o una vivienda), o indirecto, como en el caso de la responsabilidad civil.

El interés asegurado debe ser legítimo y debe existir al momento de la contratación del seguro y al momento en que se produce el siniestro.

En la práctica, el interés asegurado se materializa en la suma asegurada, que es el límite máximo de indemnización que el asegurador pagará en caso de siniestro.

⇒Lee esto también: ¿Se puede asegurar todo?

Elementos personales del seguro

Los elementos personales del seguro son el asegurador, el tomador, el asegurado y el beneficiario. A continuación te explicamos cada uno de estos elementos con más detalle.

Asegurador

El asegurador es la entidad encargada de asumir el riesgo y ofrecer cobertura en caso de siniestro. Sus funciones principales incluyen la evaluación del riesgo, la determinación de la prima, la emisión de la póliza de seguro y la gestión de las reclamaciones en caso de siniestro.

El asegurador está obligado a indemnizar al asegurado o al beneficiario en caso de que se produzca el siniestro cubierto por la póliza.

⇒Lee esto también: ¿Cuáles son las obligaciones de las aseguradoras respecto a sus clientes?

Tomador

El tomador es la persona física o jurídica que contrata el seguro y asume la obligación de pagar la prima. Este puede ser el propio asegurado o una persona distinta del asegurado, como por ejemplo, un familiar o un empleador.

Es necesario saber que el tomador es el responsable de cumplir con las obligaciones establecidas en la póliza, como el pago de la prima y la comunicación de cambios en las circunstancias del riesgo.

Por último, destacar que la principal obligación del tomador es el pago de la prima, que es el importe que debe abonar a la compañía aseguradora a cambio de la cobertura del riesgo. El pago puede realizarse en un único pago o de forma periódica, según lo acordado en la póliza.

⇒Lee esto también: ¿Qué es la perfección de los seguros?

Asegurado

El asegurado es la persona cuyo riesgo está cubierto por la póliza de seguro. En los seguros personales, como los de vida o salud, el asegurado es la persona cuya vida o salud está cubierta.

En los seguros de daños, como los de automóviles o viviendas, el asegurado es la persona que posee el bien asegurado o que tiene un interés asegurable en él.

⇒Lee esto también: ¿Qué hacer en caso de discrepancia con la aseguradora?

Beneficiario

El beneficiario es la persona que tiene derecho a recibir la indemnización o el pago del asegurador en caso de que se produzca el siniestro. El beneficiario puede ser el propio asegurado, un tercero designado por el asegurado (por ejemplo, un familiar en un seguro de vida) o, en algunos casos, un tercero no designado específicamente, pero que se beneficia de la indemnización (por ejemplo, en un seguro de responsabilidad civil).

La función del beneficiario en el contrato de seguro es garantizar que la indemnización llegue a la persona adecuada y que se utilice para compensar las pérdidas sufridas a causa del siniestro.

La designación del beneficiario en la póliza es un aspecto importante en la contratación de ciertos tipos de seguros, como los seguros de vida o los seguros de accidentes personales. En estos casos, el asegurado debe especificar quién será el beneficiario o los beneficiarios de la indemnización en caso de que ocurra el siniestro. La designación puede ser revocable o irrevocable, lo que implica que el asegurado puede cambiar o no al beneficiario en cualquier momento durante la vigencia del contrato.

Es importante que el asegurado se asegure de que la designación del beneficiario esté claramente establecida en la póliza y que se mantenga actualizada en caso de cambios en sus circunstancias personales. De esta manera, se evitan posibles conflictos o disputas en el momento de la indemnización y se garantiza que los fondos lleguen a las personas previstas por el asegurado.

⇒Lee esto también: ¿Quién es el beneficiario en los seguros de vida en caso de fallecimiento?

En PuntoSeguro.com te ayudamos con tus pólizas

PuntoSeguro es una correduría de seguros digital. Somos mediadores de seguros. Es decir, son las aseguradoras las que nos pagan a nosotros por la contratación de las pólizas. Como mediadores, te podemos ayudar la compañía y la póliza que mejor se adapta a tus necesidades. Y si tienes algún problema con tu seguro durante tu relación contractual con la aseguradora, te ayudamos a gestionarlo. Todo ello sin coste adicional para ti.

Por lo tanto, si contratas cualquier seguro a través de PuntoSeguro solo tendrás que preocuparte del precio de la póliza. Y si necesitas cancelar el seguro, nosotros te ayudamos en el proceso.

Si necesitas más información para contratar un seguro o necesitas alguna aclaración adicional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Además, en el comparador de seguros de vida de PuntoSeguro  podrás comparar los precios y las condiciones de las mejores pólizas de vida del mercado, incluyendo seguros de vida con cobertura en caso de invalidez permanente absoluta. ¿Quieres más?

 Contratando tu seguro de vida con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro FitAdemás de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

Buscar

Trending

Guía sobre el seguro de decesos: pregun...

Puede que en alguna ocasión se te haya...

guia seguro decesos
Inactividad y osteoartritis de rodilla: ...

La osteoartritis de rodilla (OA) es una...

Inactividad y osteoartritis de rodilla
Beneficios del ejercicio regular: así e...

Pero ¿no os cansáis ya de hablar de...

Beneficios del ejercicio regular
¿Cuántos seguros de salud puede contra...

Tal vez no se te haya dado el caso,...

¿Cuántos seguros de salud puede contratar una persona

¿Te gusta lo que lees?

Suscríbete y recibe cada nuevo post en tu email antes que nadie pinchando aquí
Síguenos en RRSS
 
CALCULAR SEGURO DE VIDA