¿Cómo afecta el estado de salud a la contratación de un seguro de vida?

Cómo afecta el estado de salud a la contratación de un seguro de vida

¿Influye el estado de salud en la contratación de un seguro de vida? ¡Por supuesto! Estar enfermo o tener problemas de salud aumenta mucho el riesgo. Al fin y al cabo, el estado de salud es uno de los factores más importantes que las aseguradoras consideran al momento de evaluar una solicitud de seguro de vida.   La cuestión es: ¿cómo afecta mi estado de salud en la contratación de un seguro de vida? ¿Me pueden denegar el seguro por estar enfermo? Lo vemos en este artículo.

⇒Esto también te interesará: Los Mejores Seguros de Vida Riesgo: comparativa de precios y coberturas

Factores de salud que influyen en la contratación de un seguro de vida

Hay tres factores de salud clave que las aseguradoras tienen en cuenta a la hora de solicitar la contratación de un seguro de vida: la edad, el historial médico y los hábitos de vida.

Edad

La edad es uno de los factores de salud más importantes en la contratación de un seguro de vida. El motivo es más que obvio: a medida que envejecemos, es más probable que experimentemos problemas de salud, lo que aumenta el riesgo para las aseguradoras. Por lo general, las primas de seguro de vida son más altas para las personas mayores debido a este riesgo adicional.

 Historial médico

El historial médico también influye en la contratación de un seguro de vida. Las aseguradoras pueden revisar tu historial médico para determinar si tienes enfermedades preexistentes o un historial de problemas de salud que puedan aumentar tu riesgo de mortalidad.

La cuestión es: ¿las aseguradoras pueden negar la cobertura a personas con ciertos problemas de salud?

La Ley de Contrato de Seguros establece que no se puede discriminar por discapacidad ni por condiciones de salud «salvo que se encuentren fundadas en causas justificadas, proporcionadas y razonables, que se hallen documentadas previa y objetivamente».

Entonces, ¿pueden denegar el seguro o no?

Sí, pueden denegar la póliza, siempre que puedan justificarlo.

Si no, tienen otra opción: una prima más elevada y con limitaciones en las coberturas.

Hábitos de vida

Tus hábitos de vida también pueden afectar la contratación de un seguro de vida. Las aseguradoras consideran factores como el consumo de tabaco, el consumo de alcohol y la actividad física al evaluar tu riesgo de salud.

¿Cómo afectan estos hábitos de vida? Sencillo: las primas son más caras.

⇒Lee esto también: Sobre el cuestionario de salud en el seguro de vida y mala praxis bancaria

¿Por qué las aseguradoras se preocupan por el estado de salud?

Volvemos a lo mismo: cuanto más sano esté el asegurado, menor será el riesgo asociado a la edad.

Menor riesgo = más posibilidades de supervivencia.

Cuanto mayor sea el riesgo de mortalidad, más probable es que la aseguradora tenga que pagar una indemnización por fallecimiento. Por lo tanto, las aseguradoras buscan minimizar este riesgo al evaluar cuidadosamente el estado de salud de los solicitantes.

En segundo lugar, hay que considerar el caso de las coberturas complementarias relacionadas con enfermedades graves y/o incapacidad. Una persona con enfermedades graves preexistentes o con un estado de salud no muy bueno tiene más posibilidades de enfermedad y, en consecuencia, supone un mayor riesgo para la aseguradora.

⇒Lee esto también: Tutela y herencia: ¿qué pasa con mis hijos si yo falto?

 ¿Cómo evalúan las aseguradoras el riesgo de salud de los solicitantes?

Hay dos métodos para evaluar el riesgo de salud: el cuestionario de salud y los exámenes médicos.

Cuestionarios de salud

Las aseguradoras solicitar a los solicitantes que completen cuestionarios de salud. Estos cuestionarios incluyen preguntas sobre el historial médico, los hábitos de vida y los antecedentes familiares. Las respuestas a estas preguntas ayudan a las aseguradoras a evaluar el riesgo de salud de los solicitantes.

Te preguntarás:  ¿y se fían las aseguradoras de que les digan la verdad?

Pues sí. Al fin y al cabo, el perjudicado es el asegurado que ha mentido al seguro. Porque si acontece el siniestro y la aseguradora descubre que has mentido, no paga.

Así que piénsatelo muy bien antes de mentir sobre tus antecedentes familiares o sobre tus hábitos de vida.

 Exámenes médicos

A partir de determinada edad y/o de ciertos capitales asegurados, las aseguradoras solicitan exámenes médicos. Estos exámenes pueden incluir pruebas de sangre, análisis de orina y exámenes físicos. Los resultados de estas pruebas ayudan a las aseguradoras a determinar si el solicitante tiene alguna enfermedad o afección médica que pueda aumentar su riesgo.

En otras palabras, que se fían de lo que les digas en el cuestionario de salud, pero no tanto.

⇒Lee esto también: ¿Es obligatorio someterse a un chequeo médico antes de contratar un seguro de vida?

 ¿Cómo afecta la salud en las primas del seguro de vida?

Con los datos que obtienen, las aseguradoras obtienen un perfil de riesgo con el que puede determinar las tarifas de las primas del seguro de vida. Estas clasificaciones se basan en el riesgo de salud de los solicitantes.

De hecho, las diferencias en las tarifas de las primas entre personas con diferentes estados de salud pueden ser significativas. Los que tienen problemas de salud graves o enfermedades crónicas reciben ofertas con primas mucho más altas que aquellos que están en buen estado de salud y, en muchas ocasiones, con restricciones en las coberturas.

En algunos casos, es posible que las personas con problemas de salud más graves pueden tener dificultades para encontrar una aseguradora que les ofrezca la cobertura que necesitan. No obstante, lo mejor es preguntar, porque algunas compañías tienen seguros especiales para estos colectivos.

⇒Lee esto también: ¿Cuándo es recomendable contratar un seguro de vida? ¿Merece la pena?

¿Qué sucede si mi estado de salud cambia después de contratar un seguro de vida?

Si ya has contratado un seguro de vida y tu estado de salud cambia, NO tienes que avisar al seguro de vida. Ponerse enfermo forma parte del riesgo asumido con la edad.

De lo que sí tienes que avisar es de cambios en tus hábitos de vida. Por ejemplo, si no fumabas cuando contrataste el seguro o apenas consumías alcohol, pero eso cambia, tienes que informar al seguro, porque eso supone un aumento del riesgo no asociado con la edad.

⇒Lee esto también: ¿Es necesario informar de una nueva enfermedad en los seguros de vida?

En PuntoSeguro.com te ayudamos con tus pólizas

PuntoSeguro es una correduría de seguros digital. Somos mediadores de seguros, por lo que te podemos ayudar a encontrar la compañía y la póliza que mejor se adapta a tus necesidades. Y si tienes algún problema con tu seguro durante tu relación contractual con la aseguradora, te ayudamos a gestionarlo. Todo ello sin coste adicional para ti.

Por lo tanto, si contratas cualquier seguro a través de PuntoSeguro solo tendrás que preocuparte del precio de la póliza. Si necesitas más información para contratar un seguro o necesitas alguna aclaración adicional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

En el comparador de seguros de vida de PuntoSeguro  podrás comparar los precios y las condiciones de las mejores pólizas de vida del mercado, incluyendo seguros de vida con cobertura en caso de invalidez permanente absoluta. ¿Quieres más? Contratando tu seguro de vida con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro Fit. Además de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

About Eva María Rodríguez

Redactora web y creadora de contenidos digitales especializada en seguros y finanzas, así como en deporte y vida saludable. Colabora con PuntoSeguro desde 2014.
This entry was posted in Seguros de vida. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.