Cobrar el Plan de Pensiones: ¿Qué ocurre si falleces?

Qué ocurre si falleces antes de cobrar un plan de pensiones

Contratar un Plan de Pensiones es una buena opción de ahorro para garantizar la jubilación y complementar la pensión pública (si es que tienes derecho a ella). Pero, ¿cómo se cobra un plan de jubilación? Es más, ¿qué ocurre si falleces antes de cobrar un plan de pensiones o mientras lo estás cobrando? ¿Tiene diferente impacto fiscal cobrar la jubilación de una forma u otra? Lo vemos en este artículo.

⇒Lee esto también: Ahorrar para la jubilación cuando eres autónomo por la «vía pública»… y otros cuentos

Cuándo cobrar el Plan de Pensiones

Para empezar, aclarar que, una vez que te jubilas, puedes empezar a percibir el capital  ahorrado en tu Plan de Pensiones cuando quieras. Una vez que decidas que quieres cobrarlo, debes decidir cómo hacerlo: en forma de renta, en forma de capital o de forma mixta.

Qué pasa con el Plan de Pensiones si falleces antes de jubilarte

En el caso de que una persona con un Plan de Pensiones falleciera antes de jubilarse, su plan lo percibirán los beneficiarios designados y, en su defecto y por este orden, el cónyuge, hijos o herederos legales del fallecido.

⇒Lee esto también: ¿Cómo tributan los planes de pensiones heredados?

Qué pasa con el Plan de Pensiones si falleces mientras lo estás cobrando

En el caso de que decidas cobrar tu Plan de Pensiones en forma de rentas, ¿qué ocurre si falleces mientras lo estás cobrando?

Esto depende de cuál sea la modalidad de renta que hayas decidido contratar, financiera o asegurada.

⇒Lee esto también: ¿Qué son los derechos consolidados de los planes de pensiones?

Rentas financieras

Si contratas la modalidad de rentas financieras, los beneficiarios recibirán de forma fraccionada los derechos consolidases existentes en el plan en la fecha de fallecimiento del contratante.

⇒Lee esto también: Todo lo que tienes que saber antes de contratar un seguro de rentas

Rentas aseguradas

Si decides contratar la modalidad de rentas aseguradas, el tratamiento será diferente, ya que incluye una póliza de vida. Además, también depende del tipo de renta contratada, que puede ser vitalicia o temporal.

⇒Lee esto también: Fiscalidad de las sucesiones Mortis Causa: los seguros de rentas

Rentas vitalicias

Las rentas vitalicias se cobran hasta que el contratante fallezca. En esta modalidad hay varias opciones:

  1. No consumir el capital aportado. Los beneficiarios percibirían el importe total ahorrado en el plan. Además, la cantidad podría incrementarse a en un porcentaje en concepto de cobertura de fallecimiento
  2. Consumir el capital aportado. Los beneficiarios percibirían la diferencia en forma de capital entre la cantidad ahorrada y el importe de las rentas pagadas.
  3. Seguir pagándose a un beneficiario (generalmente el cónyuge) en su totalidad o en un porcentaje hasta su fallecimiento.
  4. Extinguirse en el momento del fallecimiento. Los posibles beneficiarios o heredaros no percibirían nada.

⇒Lee esto también: Rentas Vitalicias: cómo funcionan los seguros de renta vitalicia

Rentas temporales

En el caso de optar por la modalidad de rentas temporales, estas  se percibirían  durante un periodo de tiempo determinado. Podrían darse dos opciones, en relación con los beneficiarios:

  1. Seguir pagándose en su totalidad: Los beneficiarios cobrarían hasta el plazo establecido (en su totalidad o un porcentaje).
  2. Extinguirse en el momento del fallecimiento: Los posibles beneficiarios o heredaros no percibirían nada.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in + Seguros and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.