Bankia mantiene la alianza con Aviva para no indemnizarla con 900 millones

Bankia mantiene la alianza con Aviva para no indemnizarla con 900 millones

Fuente. ÍÑIGO DE BARRÓN Elpais.com

Las fusiones tienen el problema de que no siempre es fácil encajar las piezas que cada uno aporta al nuevo proyecto. Esto es lo que ha ocurrido en la unión de Caja Madrid, presidida por Rodrigo Rato, y Bancaja, que han formado el Banco Financiero y de Ahorros (BFA) con cinco cajas más. La entidad madrileña tiene una fuerte alianza comercial y accionarial con Mapfre, mientras que Bancaja vendió el 50% de su negocio asegurador a la británica Aviva.

En el grupo se ha dado por hecho que Mapfre sería la única aseguradora de Bankia, el futuro banco comercial conjunto, pero este objetivo no va a ser fácil. Deshacerse de Aviva le supondría a la entidad presidida por Rato pagar una indemnización de unos 900 millones. Aviva pagó 400 millones en 2000 por gestionar los productos de ahorro y pensiones de la entidad valenciana, en un contrato a muy largo plazo, con unas duras penalizaciones en caso de rescisión. Fuentes de Aviva no realizaron comentarios, pero en el mercado se da por hecho que no va a renunciar con facilidad a las 1.000 oficinas que ahora venden sus productos. El grupo de Caja Madrid tiene previsto ganar 800 millones este año, lo que indica el fuerte desembolso que supondría acabar con este contrato.

En el Banco Financiero y de Ahorro explican que, por el momento, las oficinas de Bancaja seguirán vendiendo los productos de Aviva. Para el futuro esbozan la idea de que puedan tener un operador único en seguros, aunque distribuyan productos de varias compañías "como hacen otros bancos".

Sin embargo, la Dirección General de Seguros no contempla la posibilidad de que un grupo consolidado de cajas pueda vender los mismos productos de diferentes compañías. Es decir, podría haber una entidad para el ramo de pensiones y otra para seguros generales, pero no varias que comercialicen seguros de vida en diferentes regiones. Es decir, según esta doctrina, si Aviva vende productos de ahorro y pensiones, Mapfre no podrá hacerlo cuando se consolide el grupo. Desde Mapfre tampoco hicieron declaraciones. No obstante, en el mercado se da por hecho que Mapfre, a medio plazo, no compartirá negocio. Sobre todo después de haber sido generosa con Caja Madrid, a la que inyectó 128 millones en plusvalías por la reorganización de sus participaciones. Además, Mapfre será clave en la salida a Bolsa, ya que se espera que adquiera alrededor del 5% de Bankia. Precisamente, el grupo ha colocado el 15% de Mapfre en el banco malo para compensar las pérdidas de las inversiones en suelo.

BFA también tendrá que romper acuerdos con Caser y Groupama, aunque de menor importe. Estos asuntos ya han traído problemas a otras cajas. La CAM y Cajastur rompieron su alianza cuando se supo que la primera tendría que pagar 600 millones a Aegon por romper su contrato.

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *