Aprobadas las líneas básicas de la política de seguridad vial hasta 2020

Aprobadas las líneas básicas de la política de seguridad vial hasta 2020

El Consejo de Ministros ha aprobado las líneas básicas de la política de seguridad vial para 2011-2020. El objetivo general que se persigue es contribuir a la recomendación de la Comisión Europea de reducir a la mitad el número total de víctimas mortales en las carreteras de la Unión Europea para 2020.

Entre los indicadores para la consecución de este objetivo, cabe destacar: alcanzar la tasa de 37 fallecidos por millón de habitantes (actualmente la tasa es de 59 fallecidos); reducir a cero el número de niños fallecidos sin sistema de retención infantil; reducir en un 30% los fallecidos por atropello por salida de la vía en carretera convencional o en accidente ‘in itinere’; y reducir en un 25% los conductores de dieciocho a veinticuatro años fallecidos y heridos graves en fin de semana, en un 20% los fallecidos y heridos graves usuarios de motocicletas y en un 10% los fallecidos mayores de 64 años; bajar del 1% los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios, reducir un 50% el porcentaje de vehículos ligeros que superan el límite de velocidad en más de 20 km/h y lograr un millón de ciclistas más en desplazamientos habituales sin que se incremente su tasa de mortalidad. Todos estos indicadores serán revisados y todas las medidas actualizadas en el año 2015.

Medidas especiales para 2011

Asimismo, el Consejo de Ministros del viernes aprobó un acuerdo con una serie de medidas especiales en materia de seguridad vial que se consideran prioritarias durante el presente año. Entre las iniciativas a bordar se encuentran algunas ya anticipadas, como el estudio de la regulación de la conducción acompañada de una persona de acreditada experiencia como forma alternativa de realizar las prácticas. Además se dará mayor atención a la velocidad como factor de riesgo, mediante campañas específicas de vigilancia y control, o mejorar el conocimiento y la seguridad del parque de vehículos, ampliando los datos del Registro de Vehículos para disponer de más y mejor información mediante el paso de la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos de formato papel a formato electrónico.

Asimismo, se va a mejorar la seguridad en los desplazamientos en zona urbana, se quiere incorporar la cultura de la seguridad vial en las empresas y se mejorará la información sobre los accidentes de tráfico, mediante la regulación de la ficha de los accidentes de tráfico y los procesos de transmisión de datos.

Además, entre las medidas especiales contempladas para 2011, el Gobierno destaca también la mejora la atención a las víctimas de los accidentes de tráfico, para lo que se estudia “un nuevo baremo de indemnizaciones para las víctimas de los accidentes de tráfico y favorecer el intercambio de las mejores prácticas en la atención sanitaria en los accidentes de tráfico”.

Rebaja del límite máximo de velocidad en autopistas y autovías

Aunque no incluidas dentro de las medidas anteriormente citadas, el Gobierno acordó el viernes establecer una reducción temporal y transitoria, a partir del 7 de marzo, de los límites de velocidad en las autopistas y autovías a 110 km/h, con el objetivo de reducir el gasto en gasolina. Entre las reacciones a este planteamiento, el Real Automóvil Club de España (RACE) se cuestiona que la medida aprobada reduzca de forma eficaz las emisiones contaminantes y el consumo energético, y considera “imprescindible que, más que esta reducción, y entre otras medidas, se estudie la posibilidad de que los límites actuales de velocidad se fijen en función de la característica de la vía y de la climatología, como en otros países europeos”.

Fuente: Boletín Diario de Seguros

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *