2014 marca una diferencia que parece anunciar un progresivo cambio de ciclo

Pilar González de Frutos, presidenta UNESPA, valoró los datos de evolución del sector, presentados ayer, y explicó los retos que afronta el Seguro español. Antes quiso recordar que el sector asegurador tiene un comportamiento anticíclico y “mayor nivel de estabilidad” que el conjunto de los sectores económicos, como se ha demostrado durante estos años de crisis.

En cuanto a las cifras de 2014, apuntó que “son buenos datos porque parecen estar dibujando una tendencia hacia la recuperación”, reflejándose en la reducción de las tasas negativas recogidas en ejercicios precedentes. “El año 2014 marca una diferencia que parece estar anunciando un progresivo cambio de ciclo”, declaró.

Un modelo de negocio sólido y coherente

Explicó que el comportamiento de Vida ha estado marcado por la evolución de los tipos de interés y el punto de inflexión fijado en la segunda mitad del año, ralentizando la expansión del ahorro gestionado. En cuanto al conjunto de los seguros de No Vida, destacó el regreso a tasas positivas, “lo que parece abonar la tesis del cambio de ciclo”.

“Creo firmemente que, un año más, la empresa aseguradora española merece la enhorabuena y las felicitaciones por estos resultados de mercado, que reflejan que el seguro se ha hecho con un hueco en la sociedad y en la economía españolas”

Con más detalle, explicó que en Autos, pese a seguir mostrando un dato negativo en cuanto a ingresos por primas, se acerca la estabilización del mercado, adelantando que podría dejar de caer o incluso volver al crecer a mediados de 2015. También destacó el buen comportamiento del seguro de Salud, que ha logrado seguir creciendo incluso durante la crisis. Asimismo, incidió en la buena trayectoria en Multirriesgos, pese a  que la crisis ha estado muy vinculada al sector inmobiliario, por lo que podría haber afectado más a este seguro, lo que demuestra que el usuario valora los servicios que ofrece.  Por lo que respecta al resto de No Vida, recordó que se trata de productos muy ligados a la actividad comercial, por lo que realzó la importancia de su crecimiento en primas.

Además, hizo hincapié en que el seguro español no se ha visto sustancialmente afectado en sus rentabilidades técnicas. “Creo firmemente que, un año más, la empresa aseguradora española merece la enhorabuena y las felicitaciones por estos resultados de mercado, que reflejan que el seguro se ha hecho con un hueco en la sociedad y en la economía españolas. Esto es mérito de un modelo de negocio sólido y coherente”, declaró.

Retos en la gestión del negocio y del capital y en la valoración de riesgos

En cuanto al presente ejercicio, afirmó que la salida de la crisis puede “traer dos efectos combinados: la mejora de la renta disponible de los hogares y la recuperación de la cuota de mercado del seguro”. En su opinión, “la recuperación de la crisis es susceptible de aportar tasas de expansión relativamente altas que, en el entorno más optimista, podrían llegar al 5%. Una valoración más prudente y apegada a las posibilidades de expansión reales que ofrece el entorno rebajarían esta previsión al menos en dos puntos”.

Asimismo, señaló que “el sector va a estar sometido a grandes retos tanto en la forma de gestionar el negocio como en la gestión de capital y la valoración de riesgos”. En cualquier caso, afirmó que “está bien preparado para adaptarse a Solvencia II, sobre todo en el aspecto cuantitativo”.

 

Fuente: BDS 22/01/2015

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *