En España, el seguro obligatorio con el que deben contar todos los vehículos cubre la responsabilidad civil  del conductor frente a terceros. La cobertura de responsabilidad civil obligatoria cubre hasta un máximo de 70 millones de euros en caso de daños en las personas y hasta un máximo de 15 millones de euros en caso de daños materiales en vehículos y bienes. Todo lo que supere esa cifra tras un siniestro debe ser abonado por el responsable del mismo. En la cobertura de responsabilidad civil obligatoria no están incluidos los daños sufridos por el vehículos asegurado, ni personales ni materiales. Tampoco están cubiertos los daños ocasionados por el vehículo si estos se producen tras ser robado, aunque en este caso el responsable sería la persona que ha robado el coche.

¿Qué puede ocurrir si se circula sin seguro obligatorio?

El artículo 3 del Real Decreto Legislativo 8/2004, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, recoge  las consecuencias del incumplimiento de la obligación de asegurarse. No contar con el seguro obligatorio determinará la prohibición de circulación por territorio nacional, el depósito o precinto público o domiciliario del vehículo, con cargo a su propietario, mientras no sea concertado el seguro, así como una sanción de 601 a 3.005 euros de multa, graduada según que el vehículo circulase o no, su categoría, el servicio que preste, la gravedad del perjuicio causado, en su caso, la duración de la falta de aseguramiento y la reiteración de la misma infracción. Cuando se procede a la inmobilización del vehículo, este podrá permanecer en depósito d entre un mes y tres meses, y solo podrá podrá retirarse cuando se presente el justificante de que se ha pagado el el seguro obligatorio.

¿El seguro obligatorio tiene cobertura fuera de España?

La cobertura de los seguros de coche es válida fuera de España en los países adheridos al Convenio Multilateral de Garantía o al Convenio Inter-Bureaux, también conocido como Carta Verde. La Carta Verde es certificado internacional de seguro que permite pasar la frontera sin necesidad de contratar otro seguro adicional. Si el país no está adherido a este convenio hay que comprobar de antemano qué solución plantea cada país. Además, los coches matriculados en un país perteneciente al Espacio Económico Europeoestán adheridos al Convenio Multilateral de Garantía. Esto les permite circular por sus fronteras libremente con el seguro que hayan contratado en su país de origen. Es decir, para circular por cualquier país del Espacio Económico Europeo no hay que contratar ningún seguro adicional. Sin embargo, es conveniente revisar las coberturas y consultar a la aseguradora sobre el protocolo de actuación en caso de accidente.

DEJA TU COMENTARIO