El sector asegurador ganó en los 6 primeros meses del ejercicio 2.037 millones de euros. Según los datos de ICEA, el resultado de la cuenta no técnica fue del 6,74% de las primas imputadas del negocio retenido, un porcentaje inferior al obtenido en el mismo periodo del año anterior, del 7,55%. Por su parte, las primas del negocio retenido sumaron 30.223 millones.

Por ramos, se aprecia una mejora en Autos y Salud. El resultado de la cuenta técnica en el primer caso fue del 7,31% de las primas imputadas frente al 5,68% de hace un año. En Salud, ese porcentaje se incrementó desde el 3,44% hasta el 4,63%. En cambio el resultado de Multirriesgos descendió del 14,53% al 8,29% y el de los ramos englobados en la categoría de Resto No Vida, del 18,22% hasta el 14,50%. En total, el resultado de los ramos de No Vida fue del 8,46% frente al 9,66% del primer semestre de 2016. La siniestralidad en No Vida se incrementó hasta el 69,54% frente al 66,86% de un año antes. El empeoramiento se ha producido por el avance de este ratio en Multirriesgos (del 54,8% hasta el 65,29%) y en Resto No Vida (del 46,73% al 51,71%). En cambio la siniestralidad se ha reducido en Autos, que pasa del 79,12% al 78,05%, y se ha mantenido prácticamente sin cambios en Salud, situándose en el 83,05% (83,10% en 2016%). En Vida, el resultado de la cuenta técnica del negocio retenido fue del 0,66% de las provisiones, frente al 0,77% de hace un año. Respecto al balance del sector, el activo ascendía a junio a 299.370 millones de euros, lo que supone una reducción del 2% respecto al mismo mes del año anterior. Fuente: Carta del Seguro 11/09/2017

DEJA TU COMENTARIO