Sólo el 28% de los españoles cuenta con un seguro que le garantice seguir disponiendo de ingresos en caso de que una situación le impida trabajar, según un estudio elaborado por Zurich. Esta protección es mayor en el caso de los hombres, ya que el 31% dispone de una póliza de este tipo frente al 26% de las mujeres. Para reducir la brecha de ingresos del 72% restante de la población, el estudio ha elaborado una serie derecomendaciones a empresas, gobiernos e individuos.

Por un lado, los Gobiernos deberían introducir incentivos fiscales para la contratación de seguros de protección de ingresos que compensen las coberturas menguantes del sistema público; por otro, los ciudadanos deberían disponer de una mayor educación financiera para poder responsabilizarse de proteger sus ingresos. Y según el estudio, son las empresas las que tienen un papel clave para promover la reducción del riesgo de pérdidas de ingresos: “Los empleadores podrían reforzar sus programas de salud y prevención de riesgos laborales para disminuir las posibilidades de que sus trabajadores sufran una enfermedad o accidente que les incapacite para trabajar. También podrían ofrecer puestos de trabajo más flexibles (por ejemplo a tiempo parcial) para los trabajadores de más edad o que vean reducidas sus capacidades”. Además, sería recomendable que informaran a sus trabajadores sobre los productos de protección de ingresos y que promovieran su inscripción a seguros colectivos. Para Javier Rodríguez, director técnico de Vida de Zurich en España, “los cambios que se están produciendo en la demografía y el sistema de protección social en España requieren adoptar fórmulas que garanticen el bienestar de las personas a lo largo de su cada vez más prolongada vida laboral. Los seguros de Vida son la herramienta más adecuada para lograrlo y nuestro objetivo es fomentar su conocimiento y ofrecer las mejores soluciones a empresas y trabajadores”. Fuente: Carta del Seguro 23/11/2017

DEJA TU COMENTARIO