Se une a un acuerdo extrajudicial de un millón de euros en Cataluña El hospital público madrileño de La Princesa ha sido condenado a indemnizar con 1.431.372 euros a un joven por la negligente atención médica que recibió tras una intervención quirúrgica que le causó daño cerebral irreversible, según detallaba ayer El País. En la sentencia se ha tenido en cuenta que el paciente, de 24 años, no había firmado debidamente el consentimiento informado, que se le realizó un deficiente examen postoperatorio y que, una vez detectados los problemas respiratorios, se actuó indebidamente, lo que causó uno daño cerebral irreversible por el que ha obtenido una discapacidad del 100%, lo que hace que necesite de una tercera persona para sus actividades diarias. Su abogado, Rafael Martín, de la Asociación Víctimas de Negligencias Sanitarias (AVINESA) explica que en la indemnización se contemplaba sus secuelas (311.641 euros), el daño estético sufrido (70.290 euros), la incapacidad temporal (25.964), daños morales complementarios (92.882), el perjuicio económico (17.865), la incapacidad permanente absoluta (185.764), la necesidad de ayuda de una tercera persona (352.952), la adecuación de su vivienda (92.882) y los daños a sus familiares más cercanos (139.323). Además, hay que añadir 281.035 euros por los intereses de mora desde la intervención quirúrgica y 80.000 de costas. El abogado anuncia que solicitará que se revise al alza esta cantidad, que será abonada por ZURICH como aseguradora del Instituto Madrileño de Salud. La sentencia se suma al acuerdo extrajudicial alcanzado recientemente por la aseguradora para zanjar otra denuncia de mala praxis médica, en esta ocasión en un hospital del Servicio Catalán de Salud. ZURICH ha desembolsado un millón de euros para compensar “las secuelas que presenta un niño tras la extracción fetal con instrumental en II plano de Hodge, contraindicado por la literatura médica por las graves lesiones fetales que causa y el retraso en el diagnóstico y tratamiento de los movimientos espasmóticos que presentó el niño al nacer”, según explica el abogado Rafael Martín en la web de AVINESA. En la actualidad, el niño presenta convulsiones, epilepsia y encefalopatía hipólxico-isquémica. Fuente: BDS 14/04/2016

DEJA TU COMENTARIO