La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, ha advertido sobre la llegada de nuevas compañías de seguros llegadas del mundo de las insurtech. Considera que no hay que tener ninguna prevención acerca de estas nuevas realidades puesto que el “seguro es muy abierto, cualquiera es bienvenido, no hay la menor limitación“, ha señalado en un acto sobre insurtech organizado por ARAG y la Fundación Pons.

La presidenta no obstante la bienvenida ha dejado claro que el sector está altamente regulado y es muy estricto en cuanto a capacidad, formación, comportamiento en los negocios y se necesidad de una elevada financiación. Ha añadido que “es imposible pensar que alguien pueda llegar al seguro sin cumplir las normas“. Aun así, ha indicado que hasta la fecha no hay aseguradoras que lleguen de insurtech y estas empresas contribuyen y facilitan la labor del seguro. Importante en postventa El CEO de ARAG, Mariano Rigau, indicó que compañías, mediadores e insurtech “no somos enemigos” y lo importante es realizar colaboraciones “donde aprendamos unos de otros“. Manifestó que estas nuevas entidades pueden aportar mucho al seguro en información, contratación y benchmark. También añadió que el servicio de las insurtech al seguro puede ser importantísimo en el servicio de postventa y la calidad del servicio. Indicó que esto es fundamental puesto que hablamos de un negocio que vende promesas y “hay un campo fantástico por desarrollar”. Señaló que el seguro “no termina de ser ‘sexy’ a pesar de todo lo que se hace, y con esa colaboración conseguiríamos atraer más talento”. El acto también sirvió para reconocer los principales riesgos jurídicos que estas nuevas empresas tienen que vigilar. Nuria Marcos, directora general de Pons IP, señaló que el primer riesgo es porque afecta a la privacidad e intimidad de las personas. Señaló que en este aspecto hay que diferenciar entre recabar datos masivos y aquellos que son de carácter personal. Advirtió también sobre la pérdida de control de los datos. Explicó que este apartado se endurecerá con la entrada en vigor el nuevo Reglamento de Protección de Datos y señaló que en este sector mucha parte de la gestión de los datos se hace a través de terceras empresas, con lo que el riesgo aumenta. Añadió como principales riesgos la contratación a distancia, la identificación correcta del usuario, la firma de los documentos y también los derechos de propiedad industrial intelectual. El profesor del Máster de Actuariales de la Universidad Carlos III, José Miguel Pardo, destacó que el gran cambio del seguro y al que ayudan las nuevas tecnologías es la apuesta por la prevención. Recordó que procesos de disrupción llegan siempre de fuera del sector. Llamó la atención sobre los seguros del mañana donde hay quien se plantea si habrá seguros de Autos o de Hogar, o donde la cobertura ciber será la más importante a la hora de asegurar un vehículo. Añadió que “hay riadas de dinero” para invertir en entidades tecnológicas ligadas al seguro e indicó que la mayor parte de la inversión se dirige al software, los análisis de datos y los seguros de Vida. Además, destacó que gran parte de esta inversión se dirige a los procesos de distribución y en el pricing. Crecen un 50% en el último año España cuenta hoy con 85 insurtech según los últimos datos a fecha de este mes, con lo que se han incrementado en casi un 50% en el último año. En España hay 512 startups. Son datos que aportó Rodrigo García, CEO de Finnovating, a la vez que animó a la relación entre compañías de seguros e insurtech; definió a las primeras como poseedoras de clientes, capital y reconocimiento de marca, mientras que las segundas destacan por su agilidad, poder de innovación rápida y escalabilidad. Fuente: Carta del Seguro 27/09/2017

DEJA TU COMENTARIO