La Policía Nacional ha detenido a 65 personas y ha tomado declaración a otras 40 acusadas de estafar a compañías de seguros con accidentes de tráfico simulados en la zona situada entre Murcia y Molina de Segura. Los implicados defraudaron una cantidad cercana a los 300.000 euros y han sido acusados por delitos de estafa, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.
La investigación se inició en el mes de septiembre de 2015después de que el Juzgado de Instrucción de Murciacomunicara a los investigadores de una posible simulación en un accidente de tráfico en una rotonda de la capital. Los agentes solicitaron información a varias compañías de seguros y se obtuvieron 22 expedientes donde se recogía, de forma detallada y a través de recreaciones de vídeos, de la “incongruencia entre las manifestaciones de los implicados en el accidente y los daños ocasionados en los vehículos intervinientes”. Reparto de tareas El entramado delictivo estaba compuesto por letrados, víctimas de accidentes, conductores y personal de clínicas de rehabilitación. El captador de la organización se encargara de buscar personas en una situación económica precaria para ofrecerles ganar dinero. Los abogados daban cobertura legal a los procedimientos, utilizando en ocasiones segundos letrados para que sus nombres no figurasen en los mismos. Las clínicas médicas y de fisioterapia, algunas propiedad de los mismos abogados de la trama o con vínculos económicos, ofrecían el servicio sanitario y la cobertura documental. Señalan los agentes que los informes de lesiones se emitían por facultativos que ni siquiera habían visto al supuesto paciente en ninguna ocasión. Fuente: Carta del Seguro 02/11/2016

DEJA TU COMENTARIO