Por primera vez en 11 años el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico ha aumentado. El pasado año murieron 1.688 personas -4,6 al día de media- en accidente de tráfico, lo que representa un ligero incremento de un 0,4% respecto a 2013, es decir ocho fallecidos más. Es un aumento débil pero que, no obstante, rompe una tendencia de descensos desde 2004. Estas cifras forman parte del informe de siniestralidad que ayer fue presentado por la Dirección General de Tráfico (DGT) a través de su directora general, María Seguí, que atribuye esta subida al “absoluto envejecimiento” de los vehículos y al aumento de los desplazamientos. Junto a estos dos factores predeterminantes se suman otros como la no utilización de dispositivos de seguridad, como el cinturón o las sillas de sujeción para niños. Seguí ha calificado de “lamentable” que el 23% de los fallecidos no haya empleado el cinturón. De haberlo llevado puesto, ha añadido, la cifra de muertos se hubiese reducido a la mitad. Después de contabilizar los fallecidos en 2014 en el momento del siniestro o a las 24 horas siguientes y los registrados en los treinta días posteriores al mismo, tanto en carretera como en ciudad, perdieron la vida 1.688 personas, 9.574 tuvieron que ser hospitalizadas (512 menos que en 2013) y otras 117.058 personas resultaron heridas leves. En total, se registraron 91.570 accidentes. Del total de fallecidos, el 26% (441 personas) perdió la vida en vía urbana y el resto, un 74% en carretera, de los cuales 956 murieron en vías secundarias. Según Seguí, es “llamativo” el aumento en 2014 de fallecidos que viajaban en furgonetas, 100 personas, 48 más que en 2013, la categoría que más sufre este incremento por delante de los pasajeros de autobús, con 26 muertos en 2014, un 15 más que en 2013. Falta de un “verdadero proyecto de seguridad vial” Para el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA, Francisco Canes, según declaraciones recogidas por El País, las explicaciones de la DGT son “excusas” que intentan “esconder” la falta de un “verdadero proyecto de Seguridad Vial” y no “medidas parche”. “Aunque los coches no sean modernos, se supone que, si han pasado los controles de las ITV, cumplen con todos los requisitos para circular”. Por su parte la presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella, considera que la década de descensos en el número de víctimas mortales ha llevado a Tráfico a “bajar la guardia”. Fuente: BDS 07/07/2015

DEJA TU COMENTARIO