El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, manifestó, en el marco de un encuentro sobre tecnología y seguridad vial organizado por Fundación Mapfre, que el correcto mantenimiento de los vehículos es fundamental para luchar contra los accidentes de tráfico. Para garantizar este mantenimiento, Serrano anunció que la Dirección General de Tráfico pondrá en marcha próximamente una campaña para controlar que todos los vehículos que estén obligados, pasen la ITV correspondiente, lo que implica además que se controlará paralelamente que todos los vehículos tengan su seguro en vigor.

Para ello, se utilizarán los lectores de matrículas instalados en los radares, que permitirán cruzar datos para conocer si tanto ITV como seguro están al día. En el caso de detectarse alguna anomalía, se procederá en primer lugar a notificarlo al propietario del vehículo. En caso de que no se corrija la anomalía y se detecte una segunda vez, la DGT sancionará al conductor con la multa correspondiente que va de 200 a 500 euros en función de si la ITV no ha sido pasada o ha sido denegada. Esta es una de las iniciativas que se pondrán en marcha junto con otras tres medidas anunciadas por el director general para luchar contra el incremento de fallecidos en accidentes en el último año. Así se contempla también crear el llamado ‘Plan del Vehículo’, un “historial médico digital del vehículo”, en el que se detallen todas las acciones realizadas para su mantenimiento. Se tomarán también medidas encaminadas a la renovación del parque automovilístico en España, que el director general “considera una prioridad”. Serrano mostró su deseo de recuperar el Plan PIVE aunque “no es competencia de la DGT”, aunque reconoció que el tema se está hablando. Por último, Gregorio Serrano se posicionó firmemente a favor de los sistemas ADAS de los que dijo que “no pueden ser un extra en el vehículo”. En este sentido, y a pesar de que las competencias sobre equipamientos mínimos en seguridad de los vehículos son de la UE, desde el Gobierno de España ya se está pidiendo a las autoridades europeas que obliguen a que los sistemas de asistencia avanzada al conductor “vengan de serie”, y así volverán a reiterar su petición el próximo 28 de marzo en Malta en una reunión con los directores generales de Tráfico de la Unión Europea. La tecnología puede evitar 50.000 muertes al año Fundación Mapfre, Aesleme, Stop Accidentes y Track Surveying Solutions han entregado al director general de Tráfico, Gregorio Serrano, un informe que recoge medidas concretas de seguridad relacionadas con los últimos avances tecnológicosen coches, motos y autobuses, y que a juicio de dichas entidades son claves para salvar vidas. El informe está pensado para que forme parte del nuevo Plan Estratégico de Seguridad Vial, actualmente en preparación, e incluya de modo explícito los últimos avances en materia de seguridad activa y pasiva, tanto en vehículos nuevos como en aquellos que están en circulación actualmente. Entre estos se encuentran los sistemas de detección de riesgo de atropello de peatones y ciclistas, con capacidad de alertar al conductor en tiempo real o frenar automáticamente, y que pueden llegar a evitar 7.500 atropellos en las carreteras y ciudades españolas. También destacan los dispositivos que detectan el riesgo de colisión frontal con otros vehículos u obstáculos y que podrían evitar más de 10.000 accidentes de este tipo; los sistemas de alerta de cambio involuntario de carril, una circunstancia que acaba con la vida de casi la mitad del total de víctimas mortales en carretera; y los detectores de fatiga y los que evitan distracciones, factores presentes en cerca del 30% de los accidentes con víctimas. El informe propone además incentivar la seguridad activa del parque automovilístico existente a través de la instalación de sistemas de asistencia avanzada al conductor (ADAS), tan solo presentes en el 20% de los modelos comercializados, y que se pueden instalar en todo tipo de vehículos en circulación a partir de 800 euros de media; y promover la instalación de cajas negras, limitadores de velocidad en todos los tipos de vehículos y alcolocks, dispositivos que impiden arrancar un vehículo cuando el conductor de un vehículo ha bebido. Educación y formación Más allá de los avances tecnológicos, el director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapfre, Jesús Monclús, quiso durante la presentación del informe recordar que la única manera de luchar contra la lacra de los accidentes en mediante la “colaboración” de todos los actores implicados: Gobierno, industria y sociedad civil haciendo especial hincapié en la “educación, en la formación vial, en la concienciación y en la supervisión del cumplimiento de las normas”. En el mismo sentido se pronunció Mar Cogollos, directora de Aesleme, quien sugirió que en los centros de formación, en las autoescuelas, se implementen los sistemas ADAS para darlos a conocer y crear una necesidad entre los nuevos conductores. “Estos sistemas nos enseñan a conducir mejor”, y si los conocemos los querremos cuando vayamos a comprar nuestro propio coche. Quizá si tenemos que decidir entre un ‘extra’ como una radio más potente o un sistema de seguridad, nos inclinemos por el sistema de seguridad que “no cuesta más que iPhone, pero que puede salvar muchas vidas”, dijo. Desde Mapfre reiteran que la educación vial “es lo más importante”, pero como complemento la tecnología “ofrece unas tremendas oportunidades para mejorar la seguridad vial” como lo demuestra el hecho de que los dispositivos instalados en los últimos años han conseguido prevenir miles de víctimas en el mundo como por ejemplo el sistema de control de estabilidad o el airbag que han reducido las víctimas hasta el 30%. Ahora los nuevos sistemas ADAS ofrecen una nueva oportunidad para reducir hasta en un 50% los accidentes, pero no se puede permitir estos sistemas supongan “extras” en el vehículo e incremento de precio. En este sentido Monclús reclamó que los sistemas de seguridad “vengan de serie” e insistió en solicitar utilizar incentivos para que el precio medio de un vehículo no aumente por incorporar medidas de seguridad y para animar a los potenciales compradores a renovar el parque de vehículos. Fernando Muñoz, delegado de Stop Accidentes en Madrid, apoyó la reclamación de Mapfre reflexionando sobre si estos sistemas se incluyesen de serie “su precio se abarataría”. Fuente: Carta del Seguro 16/03/2017

DEJA TU COMENTARIO