La iniciativa puesta en marcha por LIBERTY y RACE y presentada ayer está “muy alineada” con la estrategia de la Dirección General de Tráfico (DGT), según reconoció a la prensa su directora general María Seguí. Se trata, en su opinión, de “un cambio de paradigma”, al ampliar el espectro de actuación de las campañas educativas. “Siempre que hablamos de educación vial tendemos a pensar en los niños y en los colegios, y por supuesto que eso hay que hacerlo, pero a medida que más población vive más años y afortunadamente somos uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo, tenemos que ir alargando esa formación a edades más mayores”, argumentó. Adelantó que en la DGT están interesados en impulsar los permisos de conducción modulados, con restricciones parciales en función de las aptitudes psicofísicas del conductor senior, para lo que se contará con la colaboración de los centros de reconocimiento. Esta medida no solo servirá “para eliminar que haya conductores no suficientemente aptos circulando”, sino, explicó, también para “formarlos y educar a esas personas que estaban sin reconocer que pueden tener una limitación de visión, de cansancio o de otros factores”. Seguí indicó que “hace meses” que la DGT trabaja con los centros de reconocimiento para expedir permisos de conducir con restricciones a las personas mayores de 65 años. La directora general de Tráfico ha acudido al acto de presentación de ‘Movilidad Senior, el camino de todos’, en el que ha felicitado a LIBERTY y RACE por la iniciativa que “acerca la realidad a la calle”. En el acto ha subrayado que el 30% de los fallecidos en accidentes de tráfico “son mayores de 65″, pero también que los lesionados mayores son también los que suelen sufrir “consecuencias peores”. Junto a la responsable de la DGT han participado en el acto David Melton, director de Seguridad Vial de LIBERTY MUTUAL; Tomás Santa Cecilia, director de Seguridad Vial del RACE, y Juan Miguel Estallo, director de Marketing de GRUPO LIBERTY SEGUROS. Este último ha explicado los objetivos del proyecto, así como el los detalles del estudio vinculado, en el que se intenta conocer cuáles son los problemas que se encuentran los mayores como peatones. Por su parte, Santa Cecilia ha incidido en la oportunidad que supone esta iniciativa para, por un lado, “recoger información de primera mano” de los mayores y, sobre todo, “escucharles”, y, por otra, enseñarles “mecanismos autocompensatorios” que sirvan para mejorar su seguridad como peatones. Por último, David Melton recordó que el aumento de la esperanza de vida hace que se incremente también el grupo de población mayor. “Cada vez hay una población más frágil que sufre mayores consecuencias”, afirmó. Ya no es cuestión del porcentaje de fallecidos. “Tendemos a contar solo a la gente que muere, pero hay muchas más personas heridas en carretera que muertas, lo que implica un coste mayor para la sociedad”. En su intervención repasó también el estado de seguridad vial en el seno de la Unión Europea, con más de 28.000 fallecidos, situando como mejores países en este terreno a Suecia, Reino Unido, Países Bajos y Dinamarca, y como peores Polonia, Lituania y Rumanía. Fuente: BDS 10/09/2014

DEJA TU COMENTARIO