Las autoridades de supervisión de la UE de banca, valores y mercados y  seguros alertaron ayer sobre el riesgo que representa tanto para los consumidores como para la estabilidad financiera las malas prácticas que se realizan tanto en la  venta de productos financieros como en la manipulación de índices que realiza la banca, según informa Europa Press. Esta alerta se recoge en el informe que bianual elaboran las tres autoridades de supervisión sobre los riesgos y las vulnerabilidades del sistema financiero de la UE; además las citadas autoridades de supervisión expresan su inquietud por el bajo crecimiento en Europa, en un entorno caracterizado por el alto endeudamiento y la búsqueda intensificada de rentabilidad con tipos de interés bajos. Junto a lo anterior, los supervisores resaltan que las malas prácticas comerciales, por parte de las entidades financieras, como la venta abusiva de productos financieros y la manipulación de indicadores, siguen siendo una “preocupación sustancial”. En palabras de presidente de la Autoridad Bancaria, Andrea Enria,  “un área clave de inquietud tiene que ver con el comportamiento inapropiado en el sector financiero, que plantea riesgos tanto desde la perspectiva del consumidor como de la estabilidad financiera”. No es la primera vez que los supervisores europeos recuerdan al sector la necesidad de cumplir con los requisitos en materia de protección de los consumidores que aplican a ciertos instrumentos financieros que emiten. En particular, tal y como informaba el BDS el pasado 1 de agosto, la Autoridad Europea de Banca ponía de relieve los riesgos específicos que plantea a los inversores los instrumentos convertibles contingentes (los llamados CoCos).

Fragilidad del entorno

El informe llama la atención sobre las actuales buenas condiciones de los mercados, ya que estas pueden ocultar fragilidades en un entorno económico débil. En particular, los supervisores ven riesgos en el alto endeudamiento y el bajo crecimiento del crédito al sector privado y subrayan la importancia de continuar las reformas estructurales para mejorar la competitividad. También reclaman seguir con la reparación de los balances de los bancos y la reestructuración de deuda. Además, el estudio reclama aumentar los esfuerzos para hacer frente a los riesgos relacionados con las tecnologías de la información y los ciberataques. Sobre las condiciones de financiación, la política monetaria acomodativa y las medidas no convencionales, adoptadas por los bancos centrales, han mejorado la situación, aunque los bajos tipos de interés han aumentado la presión para aseguradores, fondos de pensión y gestores de activos. Para finalizar, en el  informe se llama la atención sobre el riesgo de que las instituciones financieras de la UE se vean afectadas por incertidumbres políticas y económicas en varias economías emergentes, indicando el especial impacto que puede tener del conflicto entre Rusia y Ucrania.

El crecimiento del seguro se limitado por lo menos hasta finales de 2015

El informe reconoce que los bajos tipos de interés, la debilidad del crecimiento económico y alto desempleo han dado lugar en el sector asegurador “a un largo período” de debilidad en las ventas de seguros y un bajo crecimiento del volumen de primas brutas emitidas. “Se espera que el crecimiento global del mercado esté limitado por lo menos hasta finales de 2015, a pesar de las mejoraras de las condiciones económicas y unos signos actuales de crecimiento más rápido en algunas regiones”, se anticipa en el informe. Fuente: BDS 23/09/2014

DEJA TU COMENTARIO