El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, coincide con el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en que es necesario “estimular el ahorro” mediante pensiones privados “en la medida de lo posible”, según indicó ayer durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, y en respuesta al portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien le ha reprochado el incumplimiento de uno de los mandatos incluidos en la Ley de Reforma de las Pensiones de 2011, que daba seis meses al Gobierno para presentar un informe sobre el grado de desarrollo de la Previsión Social Complementaria.

“Es verdad lo que dice de la Ley 27/2011, y que no hace muchas fechas el gobernador del Banco de España dijo cosas sensatas en relación con esto. Una de ellas, que los poderes públicos deben estimular este ahorro (mediante sistemas de previsión social complementaria) en la medida de lo posible”, ha reconocido el presidente.  No obstante, ha señalado que desde el inicio de la legislatura “ha habido que fijar prioridades” en todas las facetas del ámbito público, y que la “principal obligación” del Ejecutivo era “desarrollar y completar la reforma de las pensiones para garantizar su sostenibilidad”, ya que la Constitución Española “también obliga a los poderes públicos a mantener un régimen público de Seguridad Social para el conjunto de los ciudadanos”. “A partir de ahí, lógicamente, coincido en que ahora toca trabajar en un mayor desarrollo de los instrumentos de protección social complementaria”, ha señalado, destacando la “relevancia de estos instrumentos” de ahorro privado.  En esta línea, ha recordado que se han tomado algunas decisiones para “hacer más atractivos estos instrumentos”, tales como reducir un 30% la comisión máxima anual por gestión y depósito que pueden aplicar los planes de pensiones, impulsar la transparencia al ampliar la información que debe recibir el ciudadano antes de contratar un plan individual o ampliar el derecho a la prestación anticipada de derechos consolidados.

El PNV critica la “pluralidad de discursos”

El diputado vasco, por el contrario, ha lamentado que dos años después de que concluyera el plazo dado al Gobierno para presentar el informe sobre el desarrollo del sistema de previsión social complementaria, y lo que es peor a su juicio, que en este tiempo la “pluralidad de discursos” de los diferentes ministerios y las “medidas debilitadoras” que se han impulsado han “incidido de manera negativa en la definición a futuro” de un sistema que “el propio presidente ha elogiado en muchas ocasiones”. Así, Esteban considera que la prohibición de hacer aportaciones institucionales a planes de pensiones por las exigencias de reducción del gasto público, la debilitación de los convenios inferiores al estatal que “dinamizaban los pactos de empresa” o el “fortalecimiento” de la Seguridad Social a la hora de “definir cómo se computan las bases reguladoras” han perjudicado a la previsión social complementaria.

 

DEJA TU COMENTARIO