El proceso de concentración en el sector de las corredurías no es demasiado vistoso, pero ya se ha iniciado. Se está llevando a cabo fundamentalmente entre las personas físicas, lo que implica que la mediación se está profesionalizando al desarrollarse sobre bases empresariales. El objetivo último es mantener la competitividad del mercado y enfrentarse a factores como las cargas administrativas, la necesidad de especialización, la digitalización, la llegada de nuevos actores o la competencia.

El último número de Mercado Previsor analiza cuál es la situación: ¿Hace falta concentración entre los corredores de seguros? El propio sector opina que sí. Las cada día mayores cargas administrativas y la necesaria especialización requerida para un mejor asesoramiento a los clientes están forzando la situación.Rafael Mengot, director general de Coinbroker, lo argumenta con un dato: “Si analizamos las cifras de crecimiento y rentabilidad, solo las 50 primeras corredurías están creciendo por encima de los dos dígitos, el resto está en decrecimiento. Esto significa que se resiente la rentabilidad de las corredurías de menor tamaño, y por lo tanto habrá mayor concentración”. Para Fernando Castellanos, director general de Centerbrok. “todo apunta a que el número de corredores personas físicas se reducirá para integrarse en estructuras empresariales de mayor tamaño que les permitan disponer de medios y mantener la competitividad del mercado”. Por su lado Anna de Quirós, socia directora y directora de Expansión de Cobertis, cree que “los corredores siempre hemos tenido la asignatura pendiente de crecer en Vida. Podemos dar la vuelta a la situación si pensamos en una correduría más grande donde tener un departamento dedicado a explorar nuestras carteras”. Fuente: Carta del Seguro 16/10/2017

DEJA TU COMENTARIO