Miguel Ángel Merino, que desde comienzo de año ha asumido las funciones de consejero delegado de LÍNEA DIRECTA, será el encargado de capitanear a la compañía en su gran reto a medio plazo: convertirse en una aseguradora “multirramo y multiproducto con una vocación muy definida, ser verdaderamente grandes”. La entidad, según reconoce el directivo, “seguirá apostando por crecer de manera orgánica, póliza a póliza”. En entrevista con Actualidad Aseguradora, Merino explica que para cumplir con estos objetivos de crecimiento trabaja ya en la entrada en un nuevo ramo “con volúmenes masivos y que permita la distribución directa”. “No descartamos nada, pero, en principio, creemos en nuestra propia forma de entender el negocio y de desarrollar el proyecto prácticamente desde cero. Tardamos 13 años en entrar en otro ramo diferente al de Autos, por lo que no hay prisa. Saldremos en el momento oportuno y en el ramo que nos ofrezca más posibilidades”, detalla al respecto de estos planes. Otro pilar de crecimiento a medio plazo será el negocio de Hogar. “Es un ramo estratégico que nos aporta volumen, diversificación y nuevas posibilidades de negocio”. Y añade: “Gracias a nuestro modelo de negocio y al carácter configurable de nuestros productos, nuestra prima media está muy por debajo de la media del sector, algo que no tenemos pensado cambiar”. Merino analiza también la coyuntura actual en el ramo de Autos y la posibles tendencias a futuro, en particular en cuanto a precios: “El final de la crisis traerá consigo un incremento de la circulación, con lo que es muy posible que la frecuencia accidental aumente. Si a ello se le suma la bajada de los tipos de interés, algo que repercute negativamente en los ingresos financieros de las compañías, y la próxima entrada en vigor de Solvencia II y la aprobación del nuevo Baremo, lo lógico es que los precios dejen de bajar”. Fuente: BDS 19/05/2014

DEJA TU COMENTARIO