El 68,9% de los españoles prefiere salvar su cartera con toda la documentación aunque no contengadinero, frente al móvil (56,5%) o el dinero (47,8%) cuando se enfrentan a una situación que sobrepasa su control y tienen que actuar bajo una gran presión, según los resultados extraídos del experimento sociológico llevado a cabo por santalucía, el 17 de mayo, en la plaza de Callao en Madrid; experimento avalado por Diana Gavilán y María Avello, expertas en conducta del consumidor de la Universidad Complutense de Madrid.

Atendiendo a la edad de los participantes, el experimento muestra que aquellas personas entre 55 y 70 años son más conscientes del riesgo que corren y escogen el kit de seguridad con mayor frecuencia frente a otros grupos de otras edades. Por su lado, los participantes pertenecientes a la generación X, en plena carrera profesional, salvarían su herramienta de trabajo, el portátil, antes que el dinero u otro objeto. Por otro lado, existen ligeras diferencias entre hombres y mujeres. Ambos coinciden en elegir la cartera como el primer objeto, pero más del 57% de los hombres escogería el dinero como segunda pertenencia, mientras que la mayoría de las mujeres (61,3%) optaría por seleccionar su móvil, ya que como el 60% de los participantes afirma, este supone una fuente de seguridad ante una emergencia. Según las conclusiones arrojadas por el experimento, tener hijos influye en cierta medida a la hora de priorizar qué objetos proteger. Aquellas personas con hijos salvarían su portátil (50%) antes que el dinero (46,2%), mientras que los participantes sin hijos prefieren conservar el dinero (61,3%) frente al ordenador (30,6%). La conducta observada de los ciudadanos participantes en el experimento muestra que ante una emergencia, casi el 25% salvaría aquello que le parece útil, seguido de aquello que le costaría un importante esfuerzo recuperar en el futuro (17,4%) o que le proporciona seguridad en ese momento (8,7%). Diana Gavilán asegura que a través de este experimento “se puede observar que las personas racionalesson poco propensas a llevarse artículos de autoexpresión, aunque si salvarían las joyas, mientras que losemocionales son más proclives a elegir las prendas, las fotos o el trofeo”. Según Andrés Romero, director general de santalucía, “el resultado de este experimento nos permite acercarnos a las personas, identificar sus actitudes y entender qué resulta importante para ellos. Con nuestra compañía nuestros clientes están asegurados en todo momento y tenemos pólizas, pioneras en el mercado, que son muy específicas para esas situaciones de emergencia”. Fuente: Carta del Seguro 30/05/2016

DEJA TU COMENTARIO