El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, la conocida como LOSSEAR y que transpone al ordenamiento jurídico español la Directiva de Solvencia II. Este nuevo modelo de capital para las aseguradoras entrará en vigor el 1 de enero de 2016. En todo caso, tal y como recoge el preámbulo de la norma,  la transposición de la Directiva no se termina en la Ley, pues algunas de sus disposiciones se incorporarán a la normativa española a través de un reglamento(actualmente en consulta pública por parte de la DGSFP), en el que se desarrollarán, igualmente, algunas previsiones contenidas en esta ley, sin perjuicio de las medidas de ejecución que dicte la Comisión Europea. LOSSEAR se estructura en un título preliminar y ocho títulos, veinte disposiciones adicionales, trece disposiciones transitorias, una disposición derogatoria, veintiuna disposiciones finales y un anexo. A través de estas disposiciones se introducen ciertas modificaciones en la legislación general de seguros que no tienen relación con Solvencia II. Así, por ejemplo, los seguros obligatorios se deberán fijar por una norma con rango de ley y en los Seguros Personales, el asegurado o tomador no tiene obligación de comunicar la variación de las circunstancias relativas al estado de salud del asegurado, las cuales en ningún caso se considerarán agravación del riesgo. Además, se regulan por vez primera en esta norma los seguros de decesos y de dependencia y se refuerza la libre elección del prestador de servicios en estos. Modificaciones en el Estatuto del CCS y en la Ley de Mediación Se reforma el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones para mejorar la regulación de los fondos de pensiones abiertos, ampliando sus posibilidades operativas, y por lo que respecta al Consorcio de Compensación de Seguros, se amplía el recargo del seguro de riesgos extraordinarios a los seguros obligatorios de responsabilidad civil de vehículos automóviles, lo que dará lugar a la cobertura correspondiente. También se modifica la Ley Mediación, suprimiendo el registro de auxiliares asesores y unificando la terminología del auxiliar, pasando a denominarse «colaborador», eliminando la diferencia entre auxiliar asesor y auxiliar externo y estableciendo que las funciones del colaborador, así como el hecho de que asesore o no, se determinen en el contrato entre mediador y su colaborador. Por otro lado, el corredor, para realizar un análisis objetivo, deberá presentar un número suficiente de contratos adecuado a cada operación. Fuente: BDS 15/07/2015

DEJA TU COMENTARIO