Afirman del impacto de los bajos tipos de interés en la rentabilidad de las entidades y no descartan nuevas tensiones por la deuda soberana

Las Autoridades Europeas de Supervisión (ESMA, para el sector de valores; EBA, para la banca, y EIOPA, en seguros), consideran que persisten riesgos para el sistema financiero de la Unión Europea ante los bajos tipos de interés, la incertidumbre sobre Grecia o la volatilidad ante las perspectivas de los mercados emergentes, en particular de China. Ayer presentaron su informe conjunto sobre vulnerabilidades para el sector financiero, donde señalan que los riesgos para el sistema sector financiero no han cambiado desde el anterior informe de marzo. Señalan que la “débil recuperación” de las economías europeas sigue afectando de manera negativa a la rentabilidad y la calidad de los activos del sector financiero. Igualmente, comentan que los bajos tipos de interés redundan en la rentabilidad y en la sostenibilidad del modelo de negocio de las instituciones financieras, junto con los riesgos relacionados a la reducción de la liquidez del mercado y sus posibles implicaciones para los gestores de activos. También aluden a los “riesgos políticos y económicos debido a la incertidumbre residual sobre la situación financiera de Grecia”, la “volatilidad del mercado financiero y las preocupaciones estructurales sobre las perspectivas económicas de las economías emergentes, en particular en China”, así como la disminución de liquidez. Los supervisores subrayan la posibilidad de que vuelvan a aparecer tensiones sobre las deudas soberanas, ante el elevado nivel de endeudamiento -público y privado-, la amplitud del déficit y la “insuficiente consolidación fiscal en algunos países”. Preocupación sobre la sostenibilidad de los modelos de negocio El informe pone de relieve la necesidad de mayores esfuerzos por parte de entidades financieras para limpiar sus balances y hacer frente a los activos heredados y la morosidad. “Esto incluye la evaluación de la sostenibilidad de los modelos de negocio como una de las principales preocupaciones de supervisión”, indica los supervisores en su comunicado. También se hace hincapié en la necesidad específica de coordinación al realizar este tipo de evaluaciones en las entidades transfronterizas y transectoriales. Asimismo, se aboga por una mayor regulación, “adecuada y armonizada”, sobre la comercialización de productos de inversión y complementar los planes actuales de apoyo a la financiación apoyar la financiación basada en el mercado. Fuente: BDS 10/09/2015  

DEJA TU COMENTARIO