El VII Estudio D&O MARSH confirma que las primas de estos seguros crecieron un 6,19% el pasado año, hasta 154 millones, y representan ya el 11,44% de RC

Casi 200 directivos de empresas españolas tuvieron la ocasión de conocer ayer, en la sede de Cuatrecasas Gonçalvez Pereira, en Madrid, las conclusiones del trabajo más fundamentado que se realiza en nuestro país sobre el Seguro de Responsabilidad Civil de Administradores, Consejeros y Directivos, que elabora anualmente el director del Servicio de Estudios de MARSH, José María Elguero, y que su firma publica, este año ya por séptima edición y gracias al respaldo de la firma de abogados anfitriona del acto. El informe permite constatar el desarrollo de este tipo de coberturas, que este año cumplen ya su 25 aniversario en España (la primera póliza de este tipo se hizo en 1989) y que el pasado ejercicio contabilizó más de 154 millones de euros en primas, un 6% más que el año anterior. El número de pólizas aumentó, por su parte, un 34,3% Este desarrollo contrasta con algunos de los datos que evidencia la encuesta efectuada al efecto, como que casi una de cada dos empresas españolas no conocen aún la existencia del Seguro de D&O, y eso que el grado de conocimiento ha mejorado en 5 puntos respecto al año precedente y que ha habido un 34% más de nuevas empresas compradoras de estas coberturas en 2013. El desarrollo de estos seguros se ha producido el año pasado sobre todo por parte de pymes y micropymes, fundamentalmente de naturaleza familiar, procedentes del sector servicios y con facturaciones inferiores a los 25 millones de euros. En este sentido, cabe destacar que cada día laboral se contrataron en España 49 nuevas pólizas de D&O, lo que parece dar una muestra clara del grado de concienciación que está adoptando la empresa española frente al riesgo. Resulta obligado destacar al respecto, sin embargo, que los incrementos de prima se han producido en aquellos sectores con elevada siniestralidad o de alta exposición, como las entidades financieras o las empresas vinculadas al sector de la construcción. El sector servicios continúa a la cabeza en la compra de este seguro (44%), seguido muy de cerca por el sector industrial (43%). Por comunidades, los directivos más asegurados son los de Madrid, Cataluña, Andalucía, Valencia y País Vasco.

Datos destacados

Otros datos singularmente relevantes del estudio de MARSH son:

  • El volumen de primas coloca a España en un meritorio 5º lugar europeo, aunque todavía claramente por debajo, en primas, de los 700 millones de euros de Reino Unido, los 490 millones de Alemania, los 340 millones de Francia o los 215 millones de Italia.

  • Se observa la cada vez mayor implantación de este seguro en las empresas españolas, destacando en 2013 su contratación por el Ibex (100%), sociedades cotizadas (79%), sociedades sin cotizar (63%) y pymes (39%).

  • El mercado asegurador español demuestra tener una capacidad más que suficiente para asumir los nuevos riesgos asegurados, ofreciendo una capacidad general en 2013 de 515 millones de euros (10 millones más que el año anterior).

  • Respecto a la distribución, pese a que el número medio de brokers que trabaja el ramo se ha reducido, pasando de 280 a 243 en 2013, los corredores siguen siendo el canal mayoritario de distribución de los seguros de D&O, aglutinando el 49% de las cuentas, frente al 43% ostentado por los OBS y el 8%, que distribuyen los agentes. En este sentido, la prima media se volvió a reducir en 2013 por sexto año consecutivo, hasta situarse en los 3.181 euros, una cifra que en ningún caso puede entenderse como estándar, ya que estas pólizas son diseñadas a medida por brokers cualificados en función del riesgo específico de cada empresa.

  • El año 2013 ha sido más positivo que 2012 en términos de reclamaciones, ya que la siniestralidad media soportada por las aseguradoras baja por primera vez en los últimos años hasta situarse en el 34%, nueve puntos menos, fruto del crecimiento del universo de asegurados y del volumen de primas. Aun así, una de cada tres empresas con un seguro para proteger a sus directivos sufrieron una reclamación en 2013.

  • Entre las causas que han impulsado la reducción de la siniestralidad del mercado se encuentran: la inexistencia de grandes siniestros en sectores clave y la buena dotación de reservas realizada por los aseguradores en años anteriores; la incidencia de las tasas judiciales -especialmente en los procedimientos civiles-; el menor número de reclamaciones presentadas y de menor cuantía; menor actividad de riesgo en las empresas (inversiones, compras, salidas a bolsa); una gestión social del D&O más defensiva; mayor conocimiento del riesgo y menos errores cometidos en la gestión social, y unas Juntas de Accionistas más informadas e involucradas en la toma de decisiones.

  • Un año más, las reclamaciones más habituales son las dirigidas contra cargos concretos (68%). El CEO continúa siendo la figura más reclamada (69% de los casos), pero se incrementa el porcentaje de reclamaciones a cargos muy concretos como el CFO (en el 39% de los casos) o a los directivos específicos de los que procede el daño (42%). El presidente es reclamado en el 31% de los casos mientras que sólo en el 28% de los casos se reclama al director general.

  • El primer grupo de reclamantes siguen siendo los accionistas (36,6%), seguidos de empleados (25%, diez puntos menos que el año anterior), acreedores (14,5%), clientes (10,7%), administración (9%) y competidores (2%).

Una de las novedades que incorpora este VII Estudio es la aportación de datos del mercado latinoamericano, lo que permite verificar el nivel de desarrollo muy incipiente de este tipo de coberturas en la zona. Avanza así que si bien el seguro de RC General movió el año pasado unos 1.450 millones de euros en toda Latinoamérica, es decir algo más de lo que movió España en el mismo año, el volumen estimado de primas de D&O apenas alcanza 142 millones de euros, es decir lo recaudado por nuestro país en 2012. Los países líderes al respecto son Brasil (unos 50 millones en primas), México (33 millones), Colombia (20 millones) y Argentina (16 millones).

 

DEJA TU COMENTARIO