Lo digital llega pero despacio y en el caso del sector asegurador, más. Pero si se toman los datos de ICEA del 30% de las entidades que más han crecido, se observa que “los resultados son más altos en las empresas que se han volcado en la digitalización para superar a sus competidores”, afirma Antonio Martín, director de Estudios y TI de ICEA. En la jornada sobre digitalización promovida por GT Motive, Martín dejó claro que pese a que ese proceso ha llegado tarde y el sector sigue evolucionando muy lentamente, sin duda “continuará creciendo en el futuro”, por ejemplo, en Autos.

Entre las razones que han retardado esa llegada de la digitalización citó Solvencia II, que “nos ha tenido muy entretenidos”. Otro factor es que “nos ha ido bien, viendo el ROE y el resultado técnico”. El enemigo vendrá de fuera La digitalización ha venido para quedarse, “esto no es una moda”. Pero para que impacte “depende de nosotros, de la tipología de cada empresa, de sus clientes y productos”. Por eso Antonio Martín recomienda “que cada uno supervise qué superficie tiene expuesta, para ajustar su velocidad”. Insistió en lo importante que es tener claro que el Big Data está en el eje de todo, condicionará el precio y la evolución. Pero advirtió: “El enemigo está fuera y lo iremos viendo venir en los próximos años. Y el futuro del sector asegurador depende de su velocidad de transformación”. ¿Y de qué depende? A su juicio, del diseño organizacional, de la cultura interna. Y de la velocidad, de los procesos, las competencias digitales y la orientación hacia las ‘necesidades’ del cliente. En definitiva, “hay que cambiar de cultura”. Pablo Liñares, director de Consultoría de GT Motive, mostró las propuestas de digitalización en el ramo de Autos y, desde su punto de vista como proveedor de tecnología, subrayó la adaptación de las soluciones. Porque esa una parte se va a quedar, “pero la otra parte es el cambio del cliente”. Fuente: Carta del Seguro 01/12/2016

DEJA TU COMENTARIO