En comparación con el resto de Europa, los españoles son los que más ahorran e invierten, según una encuesta de BlackRock. En concreto, guardan más de un tercio de su salario neto (35%), más que el resto de los países europeos encuestados. No obstante, aunque están entre los más pesimistas con respecto a las perspectivas económicas, la jubilación no ocupa el primer lugar en la lista de destinos. El estudio pone de manifiesto que en nuestro país existe una importante preocupación por el futuro y se posiciona entre los más pesimistas sobre su situación financiera, solo por detrás de Francia y Japón. A pesar de la mejora en las perspectivas económicas del país, solo un 23% de los españoles cree que la economía está mejorando e identifican la precariedad laboral y el elevado coste de la vida como algunos de los riesgos a los que deberán hacer frente. Del total de 1.000 entrevistados en España, el 76% está preocupado por la posibilidad de no poder vivir holgadamente en su retiro, un porcentaje superior a la media global (69%). Pero aun así, la jubilación no se encuentra entre el principal destino del dinero de los ahorradores, incluso aunque un tercio asegure que se trata de una prioridad. En la actualidad, menos de la mitad de la población española en activo (el 47%) ha empezado a ahorrar para la jubilación, una proporción muy inferior a la media europea, que se sitúa en el 55%. A nivel global aumenta más, hasta el 62% de los no retirados. Unos 22.000 euros anuales durante su jubilación De media, los españoles prevén percibir unos 22.000 euros anuales durante su jubilación, por lo que el ahorro acumulado en la actualidad, que asciende a unos 25.730 euros según las cifras del informe, cubriría menos de dos años de jubilación. El 53% de los encuestados afirma que no destina parte de sus ingresos a cubrir la jubilación futura porque no tiene el dinero suficiente, mientras que solo para el 6% el motivo es esperar la paga pública cuando finalicen su carrera laboral. De acuerdo con el informe del que se hace eco El Economista, las posiciones en activos monetarios se llevan el 58% de las inversiones. Alrededor del 14% de los ahorros están invertidos en acciones y bonos, aunque la firma estadounidense espera un drástico cambio de tendencia durante los próximos años, “a medida que se intensifique la búsqueda de rentas y rentabilidad”. Fuente: BDS 24/02/2015

DEJA TU COMENTARIO