Los daños a la marca y la reputación fueron citados como la mayor preocupación, subrayando de nuevo la creciente importancia de los ciberriesgos

¿Cuáles son los principales riesgos que preocupan a los gerentes de riesgos, directores generales y directos financieros? Acorde con la realidad que vivimos actualmente, la última encuesta realizada por AON RISK SOLUTIONS revela que los ciberriesgos ganan protagonismo como uno de los factores de riesgos y entran por primera vez en el top 10, posicionándose en el noveno lugar. Los daños a la marca y la reputación fueron citados como la mayor preocupación a la que se enfrentan las organizaciones globales, subrayando de nuevo la creciente importancia de los ciberriesgos, a menudo ligados a los temas de marca y reputación por las secuelas de las filtraciones de datos. Los clientes globales de AON “creen firmemente que los daños a la marca y la reputación son la principal preocupación en casi todas las regiones y sectores”. Según el bróker esto puede ser debido a los retos cada vez mayores derivados del resto de riesgos incluidos en el top 10 aparte de los ciberriesgos, como la interrupción del negocio, los daños patrimoniales o la falta de capacidad para innovar.

Top 10 Riesgos

  1. Daños a la marca/reputación
  2. Recesión económica/Lenta recuperación
  3. Cambios normativos y regulatorios
  4. Incremento de la competitividad
  5. Falta de capacidad para atraer y retener el talento
  6. Falta de innovación/satisfacción necesidades clientes
  7. Interrupción del negocio
  8. Responsabilidad frente a terceros
  9. Ciberriesgo (delitos tecnológicos/hacking/ virus/códigos maliciosos)
  10. Daños patrimoniales
La falta de capacidad para innovar o satisfacer las necesidades de los clientes se mantiene en el sexto puesto en la encuesta y se prevé que suba hasta la cuarta posición en 2018, puntualiza el informe. Los participantes pertenecientes al sector tecnológico indican que es el mayor riesgo para su negocio. “La severidad de este riesgo, unido al incremento de competitividad, que se espera que ocupe el primer puesto de la lista en tres años, es una llamada de atención para la industria aseguradora”, señalan desde AON. Asimismo, llama la atención que los daños patrimoniales han vuelto a entrar en la lista por primera vez desde 2007, desde el puesto 17 en 2013. Este riesgo ha sido calificado como el más importante por el sector hotelero, el de transporte no aéreo e inmobiliario. Por último, las catástrofes climáticas sin precedentes ocurridas en los últimos años han asociado este riesgo a la causa y efecto de la interrupción del negocio, que ocupa la séptima posición en la lista de 2015 con unas pérdidas reportadas inferiores al 10% con respecto a la encuesta de 2013.
Diferencias en la percepción del riesgo entre la alta dirección y los gerentes de riesgos Entre los 1.400 participantes en la Aon Global Risk Management Survey se incluyen directores generales, directores financieros y gerentes de riesgos que aportan visiones comparativas sobre diferentes percepciones en torno a los riesgos. Habitualmente los riesgos financieros y económicos, subraya el estudio, como es el caso de la variación de los precios de las materias primas, la recesión económica o los fallos tecnológicos, son vistos como importantes por la alta dirección, mientras que para los gerentes de riesgos las preocupaciones se centran en los riesgos relacionados con la responsabilidad civil como los ciber riesgos, los daños patrimoniales o la responsabilidad frente a terceros. Para Fernando Caballero, managing director de Aon Global Risk Consulting en España, “estos resultados ayudan a comprender cómo los riesgos cambian a medida que el entorno evoluciona. No es extraño ver cómo los ciberriesgos entran por primera vez en el top 10 al mismo tiempo que aumenta la preocupación por la reputación corporativa, lo que pone de manifiesto la interconectividad entre los diferentes riesgos. Lo que es sorprendente es la falta de alineamiento entre el comité de dirección y el gerente de riesgos. Esta diferente percepción resalta la importancia de que los comités de dirección mantengan una comunicación regular y efectiva con los gerentes de riesgos para lograr una valoración y mitigación efectiva de los riesgos a los que se enfrenta una organización”. Este cambio de tendencia en los últimos años ha ido de la mano de las nuevas tecnologías ya que, según Pedro Tomey, managing director y Chief Reputation Officer de AON ESPAÑA, “debido al vertiginoso desarrollo de las tecnologías de la información y de la mayor concienciación sobre la multiculturalidad, se ha producido un importante incremento en el número de formas en las que una organización puede ver dañada su reputación. Para muchas de ellas, contar con una estrategia específica de gestión de riesgos reputacionales puede ser crucial tanto para proteger su cuenta de resultados como para ser capaz de recuperarse del impacto”. Por último, Rory Moloney, CEO de Aon Global Risk Consulting, ha querido resaltar que esta encuesta “pone de manifiesto el gran número de diferentes retos derivados de un entorno global interdependiente como es el actual. A la vez que nuevos riesgos van tomando protagonismo, como los ciberriesgos, otros riesgos ya conocidos, como el daño a la reputación y la marca, van mostrando nuevas dimensiones y complejidades. La globalización de estos riesgos refuerza la importancia de la gerencia estratégica de riesgos en todas las organizaciones”.   Fuente: BDS 28/04/2015

DEJA TU COMENTARIO