La situación mejora en las cifras de pérdidas por impagos: Mientras la media europea se sitúa en el 3,1%, la española lo hace en el 2,9% SOLUNION analiza las tendencias en los pagos a proveedores de las empresas españolas, apoyándose en datos propios y del Índice de Riesgo1 2014, según las cuales, mientras en Europa el plazo medio de pago es de 46 días, computados desde la fecha de emisión de factura hasta su cobro efectivo, en España se sitúa en torno a los 99. Según los datos, estas diferencias se mantienen en los plazos medios de pago de las Administraciones Públicas, las que más tardan en pagar (154 días en España, frente a los 58 días en Europa), empresas (83 días frente a los 47 europeos) y consumidores (61 frente a 34). España se sitúa, junto a Portugal, Italia e Irlanda, en las peores posiciones del ‘ranking’ de pagadores, mientras que Alemania, Países Bajos, Bélgica, Francia y Dinamarca, encabezan la lista de países responsables. La situación mejora cuando se analiza las cifras de pérdidas por impagos. Mientras la media europea se sitúa en el 3,1%, la española lo hace en el 2,9%. A nivel europeo, los sectores más afectados por los impagos son Servicios Profesionales (4,4%), Educación (4,2%) y Construcción (4%); sin embargo, desde Solunion también se detecta un incremento de los índices de siniestralidad en Alimentación, Servicios, Hostelería y Metalúrgica. Por su parte, Manufacturas (2,3%), Transporte y Logística (2,1%) y Suministros y Energía (2,1%) se erigen como los sectores menos afectados por los impagos. Por último, en cuanto al tamaño de las empresas, las grandes compañías y las multinacionales son las que tienen plazos medios de pago más elevados debido, en gran parte, a su poder de negociación y a la capacidad para ejercer medidas de presión hacia sus proveedores. Por su parte, las microempresas y pymes liquidan sus pagos con mayor rapidez, lo que responde al limitado tamaño de sus departamentos financieros y, por consiguiente, a su escaso poder de negociación contractual. Según datos de CEPYME en el tercer semestre de 2014 el periodo medio de cobro se redujo en las microempresas en 0,5 días (77,1 días), en las pequeñas empresas en 0,8 días (81,8 días) y en las medianas en 1,2 días (84,2 días). Fuente:: BDS 06/02/2015

DEJA TU COMENTARIO