El seguro cibernético tiene un importante potencial de crecimiento, pero su expansión en el mercado constituye un desafío, unido a la complejidad y la variación de sus riesgos, al tiempo que las propias compañías aseguradoras son los principales objetivos de los ataques cibernéticos, según refleja un informe de Moody’s que recoge ‘Business Insurance’. Son ya más de 50 las aseguradoras que ofrecen actualmente cobertura para riesgos cibernéticos en pólizas independientes, mientras que otras la ofrecen dentro de productos de RC General o en Multirriesgos. Si bien el mercado tiene un potencial de crecimiento significativo, “la complejidad y la variación en el riesgo cibernético complican enormemente los procesos de aseguramiento por parte de las aseguradoras”, convirtiéndose en un tipo de producto de difícil valoración, dice el estudio. Del informe se desprende también que uno de los retos más importantes para las aseguradoras es “la falta de datos actuarialmente analizables sobre ataques cibernéticos”, aunque “con el tiempo, esperamos que esto cambie ya que las empresas adquirirán experiencia de los continuos ataques cibernéticos, así como mediante el aumento de requisitos de información de las empresas que cotizan en bolsa”. Y es que la evaluación de riesgos cibernéticos es difícil debido a “la falta de datos estadísticos, la rápida evolución del riesgo y los activos difíciles de valorar”. Mientras tanto, las aseguradoras se enfrentan a sus propios riesgos operacionales, dice el informe. La naturaleza de los datos almacenados por las aseguradoras “y el hecho de que las aseguradoras registren una gran frecuencia el acceso a dichos datos y su transferencia por la red en sus operaciones diarias, los convierte en los principales objetivos de los ataques cibernéticos.” Este riesgo aumenta a medida que las aseguradoras incrementan la cantidad de información que ponen a disposición de sus clientes a través de los dispositivos móviles, añade el informe. Fuente: BDS 23/11/2015

DEJA TU COMENTARIO