Un informe de Fundación Mutua Madrileña lo atribuye a una recuperación del uso del vehículo

Tras cuatro años de paulatinos descensos, el pasado ejercicio se rompió la tendencia de descenso en la siniestralidad vial en España, al registrarse 42.000 accidentes más que en el año anterior, según revela el‘Estudio de la evolución de la siniestralidad vial en España’ de Fundación Mutua Madrileña. El trabajo lleva a cabo un análisis de las variaciones registradas en los últimos cinco años en el número de accidentes producidos, heridos, severidad de las lesiones, así como su distribución en función de la edad y el sexo del conductor del vehículo. Así, se concluye que desde 2010 hasta el inicio de 2014 se redujeron un 16,5% los accidentes de tráfico (474.000 accidentes menos), pero a partir del pasado año esta evolución cambia, al observarse una recuperación del uso del vehículo.

Por otra parte, hasta el comienzo del pasado año se redujeron un 4,8% los heridos con motivo de accidentes de tráfico, lo que supuso 28.458 heridos menos. En el último ejercicio, sin embargo, los heridos aumentaron en 10.268 personas (un 1,8% más).

Pese al aumento del número total de heridos, en 2014 se registraron menos heridos graves que hace cinco años, de manera que la proporción de heridos leves ha pasado del 76,6% en 2010 al 86,3% en 2014, lo que quiere decir que la severidad de las lesiones es menor. No obstante, mientras que hasta 2013 el número de heridos graves se redujo año a año, hasta sumar un 15,5% menos (es decir, 1.858 heridos graves menos). En 2014 aumentó ligeramente esta cifra y se registraron 183 heridos graves más.

En cuanto a fallecidos con motivo de accidentes de tráfico, también se invierte la tendencia de los últimos años y, tras una reducción del 32,2% (798 personas) en los primeros cuatro años analizados, en 2014 se registraron 31 fallecidos más que en el año anterior (1,8% más).

Otras conclusiones

Desde 2010 hasta 2013 todos los grupos de edad redujeron su siniestralidad, siendo los más jóvenes los que lo hicieron en mayor medida (un 27% menos que en 2010), lo que podría responder más a un descenso del uso del vehículo, debido a la situación de crisis económica, que a una mayor concienciación de los peligros. De hecho, la recuperación del uso del vehículo en 2014 ha traído consigo que los jóvenes entre 18 y 24 años hayan sido el grupo que más empeoró en el último año, junto al de los conductores entre 51 a 65 años (lo que se explica porque muchos conductores jóvenes utilizan los vehículos de la unidad familiar). Atendiendo al sexo de los conductores, la diferencia entre las cifras de accidentes causados por hombres y mujeres se ha reducido en los últimos 5 años. En cuanto a las circunstancias en que se producen los accidentes, el informe destaca que un 25% de los siniestros en zona urbana están relacionados con la distancia de seguridad. Por último, se observa también que el número de atropellos ha crecido casi el 15% desde 2010.

Fuente: BDS 02/06/2015

 

DEJA TU COMENTARIO